Diseases & Conditions

La Menopausia y las Enfermedades Cardiovasculares

Muchas mujeres piensan que las enfermedades cardiovasculares son enfermedades de hombres. No es cierto. Las enfermedades cardiovasculares son la causa de muerte número 1 en las mujeres. De hecho, después de los 50 años de edad, casi la mitad de todas las muertes en mujeres son debidas a alguna forma de enfermedad cardiovascular. Eso es más que las muertes causadas por todos los tipos de cánceres combinados.

Una vez que una mujer llega a los 50 años de edad, más o menos alrededor de la edad en la que se tiene la menopausia de forma natural, su riesgo de tener una enfermedad cardiovascular aumenta. En las mujeres jóvenes que han tenido una menopausia de manera quirúrgica antes de tiempo, y que no toman estrógeno, su riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares también es más alto. Las mujeres que han tenido la menopausia y que además tienen algún factor adicional de riesgo para contraer enfermedades cardiovasculares, como los que se nombran a continuación, tienen un riesgo aún más elevado. Otros factores de riesgo para contraer enfermedades cardiovasculares incluyen:

  • La diabetes
  • Fumar
  • Presión arterial alta
  • Un alto nivel de colesterol LDL (lipoproteínas de baja densidad) o colesterol "malo"
  • Un bajo nivel de colesterol HDL (lipoproteínas de alta densidad) o colesterol "bueno"
  • La obesidad
  • Un estilo de vida inactivo
  • Historial familiar de enfermedades cardiovasculares

¿Cómo se asocian las enfermedades cardiovasculares con la menopausia?

Las enfermedades cardiovasculares tienen más riesgo para las mujeres que ya han pasado la menopausia.

¿Cómo pueden disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares las mujeres que están pasando por la menopausia?

Llevar un estilo de vida sano ayuda mucho para prevenir las enfermedades cardiovasculares. El hecho de incorporar las siguientes sugerencias a tu vida diaria puede ayudarte mucho a reducir los riesgos de contraer enfermedades cardiovasculares.

  • Evita fumar, o déjalo. La gente fumadora tiene el doble de riesgo de tener un ataque al corazón que la gente que no fuma. Además de eliminar los cigarrillos, aléjate del humo que producen otras personas. El humo de segunda mano también aumenta el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares.
  • Mantén un peso saludable. Cuanto más peses, más fuerte tiene que trabajar tu corazón para darle nutrientes a tu cuerpo. Hay investigaciones que han demostrado que tener sobrepeso contribuye al comienzo de las enfermedades cardiovasculares.
  • Haz ejercicio durante 30-40 minutos de tres a cinco veces por semana, pero lo ideal es hacerlo todos los días de la semana. El corazón es como cualquier otro músculo en el hecho de que necesita que lo ejercitemos para mantenerlo fuerte y sano. Mantenerse activo o hacer ejercicio regularmente (lo ideal es 30 minutos cada día), ayuda a mejorar la manera en la que el corazón bombea la sangre por tu cuerpo. La actividad y el ejercicio también ayudan a reducir muchos otros factores de riesgo. Ayuda a bajar la presión sanguínea y el colesterol, reduce el estrés, ayuda a mantener el peso, y mejora los niveles de glucosa de la sangre.
  • Come bien. Sigue una dieta baja en grasas saturadas; baja en grasas trans (grasas parcialmente hidrogenadas como la margarina y la manteca); y alta en fibra, cereales integrales, legumbres (como las alubias/judías y guisantes), frutas, vegetales, pescado, alimentos ricos en ácido fólico, y soja.
  • Trata y controla las enfermedades médicas. La diabetes, el colesterol alto y la alta presión sanguínea son riesgos conocidos para contraer enfermedades cardiovasculares.
  • Piensa en tomar un suplemento vitamínico.
  • Toma una aspirina de adulto todos los días, pero solo si tu médico no lo contradice – se ha demostrado que, especialmente para las mujeres de 60 a 65 años de edad, las aspirinas disminuyen el riesgo de tener una apoplejía (ataque cerebral) en un 30 por ciento.

¿Debo de considerar el tomar terapia hormonal para reducir mi riesgo de contraer una enfermedad cardiovascular?

El análisis secundario de los datos de la Iniciativa para la Salud de las Mujeres (siglas en inglés WHI), un estudio gubernamental que duró 5 años sobre mujeres posmenopáusicas, mostró que las mujeres entre las edades de 50 a 59 años que comenzaron la terapia hormonal de estrógeno solo dentro de los 10 años siguientes al comienzo de la menopausia, tuvieron una reducción de la enfermedad cardiovascular. Actualmente, no se recomienda que la terapia hormonal se use solo para prevenir las enfermedades cardiovasculares. Si estás tomando una terapia hormonal para reducir tu riesgo de tener enfermedades cardiovasculares, habla con tu médico. Él o ella le puede recomendar otros métodos de de prevención, como cambios en tu estilo de vida, y medicamentos para disminuir el colesterol y la presión sanguínea.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica. ©Copyright 1995-2010 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. (2/28/2011...#s10082)


Cleveland Clinic Mobile Site