Diseases & Conditions

Conjuntivitis

¿Qué es la conjuntivitis?

La conjuntivitis es una de las infecciones del ojo más comunes y tratables en niños y adultos. En inglés se suele llamar “pink eye”, y es una inflamación de la conjuntiva el tejido que recubre el interior del párpado. Dicho tejido ayuda a mantener el párpado y el globo ocular hidratado.

La conjuntivitis puede ser causada por virus, bacteria, sustancias irritantes (jabones, suciedad, humo, y especialmente el cloro de las piscinas), alergenos (sustancias que causan alergias) o infecciones de transmisión sexual (ITS). La conjuntivitis causada por bacteria, virus y ITS puede propagarse fácilmente de persona a persona, pero no es un riesgo serio para la salud si se diagnostica pronto.

¿Cuáles son los síntomas de la conjuntivitis?

  • Rojez en el blanco del ojo o dentro del párpado
  • Mayor número de lágrimas
  • Descarga espesa amarilla que se hace una costra sobre las pestañas, especialmente después de dormir (en las conjuntivitis causadas por bacteria)
  • Otras descargas en el ojo (verdes o blancas)
  • Picazón de los ojos (especialmente en las conjuntivitis causadas por alergias)
  • Quemazón en los ojos (especialmente en las conjuntivitis causadas por prouctos químicos e irritantes)
  • Visión borrosa o nublada
  • Aumento de la sensibilidad a la luz

Visita a tu oftalmólogo (un doctor especialista en tratar las condiciones del ojo) o a tu médico de familia si tienes alguno de estos síntomas. Los niños con conjuntivitis bacteriana también sufren comúnmente de infecciones de oído. El oftalmólogo examinará tus ojos y posiblemente tomará una muestra del fluido de tu párpado con un algodoncito. Así se podrá ver mediante el microscopio la bacteria o virus que puede haber causado la conjuntivitis.

¿Cómo se trata la conjuntivitis?

  • Bacteria - La conjuntivitis causada por bacteria se trata con antibióticos, un tipo de medicina recetada por tu médico. El antibiótico se puede administrar a modo de gotas, ungüentos/cremas o píldoras. Las gotas y los ungüentos o cremas se aplican a los párpados tres o cuatro veces al día durante cinco a siete días. Puede que sea difícil poner ungüento o crema dentro de los ojos de los niños. Si el ungüento llega hasta las pestañas, lo más probable es que se derrita y entre en el ojo. Las píldoras habrá que tomarlas durante varios días. La infección debería mejorar en una semana. Toma la medicina siguiendo las instrucciones del médico, aunque los síntomas desaparezcan.
  • Virus - Ningún medicamento puede tratar la conjuntivitis causada por los virus. Este tipo de conjuntivitis suelen ser causadas por un resfriado común. De la misma manera que un resfriado se cura con tiempo, también lo hace así este tipo de conjuntivitis, que durará de 4 a 7 días. Los síntomas se pueden aliviar poniendo compresas frías.
  • Sustancia irritante - Para tratar este tipo de conjuntivitis, usa agua templada durante cinco minutos para lavar la sustancia irritante del ojo. Siempre debes evitar exponerte de nuevo a dichas sustancias irritantes. Tus ojos deberían de empezar a mejorar más o menos cuatro horas después de lavarte la sustancia. Si no desaparecen, llama a tu médico.
  • Alergias - La conjuntivitis asociada con alergias debe de ser evaluada o examinada por tu oftalmólogo y un alergólogo (médico especialista en alergias). Puede que desaparezca completamente una vez que las alergias desaparezcan al tratarlas con antihistamínicos, o cuando desaparezca aquello que produzca la alergia. Alivia los síntomas temporalmente aplicando compresas frías en los ojos cerrados.
  • Oftalmia neonatorum y ITS - La misma bacteria que causa ITS, como clamydia y gonorrea, también puede afectar la conjuntiva. Este tipo de infección se llama oftalmia neonatorum ya que se propaga más comúnmente durante el parto cuando los bebes, al nacer, pasan por el canal infectado de su madre. A los recién nacidos se les suele dar gotas nada más nacer para tratar cualquier posible infección.

La conjuntivitis también se puede propagar mediante contacto cuando te frotas los ojos con las manos o tocas las lentes de contacto después de haber tocado genitales infectados. Los antibióticos orales en forma de píldoras, gotas o ungüentos/cremas, suelen recetarse como tratamiento. Lavarse muy bien las manos puede ayudar a prevenir la propagación o contagio de este tipo de conjuntivitis.

El estar alrededor de gente con conjuntivitis o llevar lentes de contacto puede aumentar el riesgo de contraer conjuntivitis, pero los resultados del tratamiento suelen ser muy buenos. Los ojos se pueden infectar de nuevo. Consulta con tu médico si los síntomas persisten por más de tres días después del tratamiento.

¿Qué puedo hacer para aliviar los síntomas?

  • Protege tus ojos de la suciedad y otras sustancias irritantes.
  • Quítate las lentes de contacto hasta que mejoren los síntomas.
  • Ponte compresas frías en los ojos.
  • Lávate la cara y los párpados con agua y jabón suave o shampoo de bebe, y enjuágate con agua para quitarte las sustancias irritantes.

Las “lágrimas artificiales” que no necesitan receta médica, pueden ayudarte a aliviar el picor y la sensación de quemazón que causan las sustancias irritantes. (Nota: Otros tipos de gotas para los ojos pueden irritarte más los ojos, así que no deberían de usarse.) No uses el mismo bote de gotas en el otro ojo si no está infectado.

¿Cómo puedo evitar el propagar o contagiar la infección?

  • No toques o frotes el ojo (o los ojos) infectado(s).
  • Lávate las manos a menudo con agua templada y jabón.
  • Lava cualquier secreción de tus ojos dos veces al día usando un algodón nuevo o una toallita de papel. Después de limpiarte, tira el algodón a la basura y lávate las manos con jabón y agua templada.
  • Lava las sábanas de tu cama, las almohadas, y las toallas con agua caliente y detergente.
  • Evita llevar maquillaje en tus ojos.
  • No compartas el maquillaje para los ojos con nadie más.
  • Nunca te pongas las lentes de contacto de otra persona.
  • Lleva gafas en vez de lentes de contacto. Tira las lentes de contacto temporales, o lava las lentes de contacto permanentes y sus cajas.
  • Evita compartir artículos comunes como toallas que no han sido lavadas, copas y vasos.
  • Lávate las manos después de ponerte las gotas, o la crema en tus ojos o en los ojos de tus hijos.
  • No uses las gotas en el ojo que no esté infectado, si las has usado en el ojo infectado.

Si tu hijo tiene conjuntivitis bacteriana o viral (de virus), no lo lleves al colegio o la guardería hasta que ya no sea contagioso.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. © Copyright 1995-2010 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. (1/26/2010...#s8614)


Cleveland Clinic Mobile Site