Diseases & Conditions

800.223.2273

9:00 a.m.-3:00 p.m., M-F EST

Irritable Bowel Syndrome (IBS)

(Also Called 'IBS (Irritable Bowel Syndrome)', 'Irritable Colon', 'Mixed Irritable Bowel Syndrome', 'Nervous Stomach', 'Spastic Colon')

Síndrome de Colon Irritable

El síndrome de colon irritable (IBS por sus siglas en inglés) tiene muchos nombres. Alguna gente llama a esta enfermedad "estómago nervioso". Otras lo llaman "intestino irritable"," colon irritable", o "colon espástico". Esta enfermedad es más común entre la gente al final de su adolescencia hasta principios de los cuarenta. Las mujeres sufren de síndrome de colon irritable más a menudo que los hombres, y puede afectar a más de un miembro de la familia.

¿Qué es el síndrome de colon irritable?

El síndrome de colon irritable (IBS) es una enfermedad común aunque incómoda del colon y la parte final del intestino. Mientras que la causa básica de IBS no es conocida, los investigadores han encontrado que los músculos del colon de la gente que sufre de esta enfermedad se contraen con más facilidad que los de la gente sin IBS. Hay un número de factores que puede "desencadenar" IBS, incluyendo ciertos alimentos, medicamentos, y estrés emocional. Algunos investigadores han sugerido que un exceso de bacteria del tracto gastrointestinal pueda contribuir a los síntomas.

Las buenas noticias son que IBS no es una enfermedad mortal. Tener IBS no hace que las personas tengan más probabilidades de desarrollar enfermedades del colon, como colitis, enfermedad de Crohn, o cáncer de colon. Sin embargo, IBS puede ser frustrante porque puede ir y venir a lo largo de la vida.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de colon irritable?

Algunas personas piensan que el síndrome de colon irritable es la respuesta del intestino al estrés de la vida. Los síntomas incluyen:

  • Dolores y calambres abdominales, normalmente en la parte inferior del abdomen
  • Exceso de gas
  • Heces más duras o más sueltas de lo normal
  • Diarrea, estreñimiento, y un patrones alternos entre los dos

Debido a que estos síntomas pueden ocurrir una y otra vez, las personas con síndrome de colon irritable pueden sentirse estresadas o tristes debido a su enfermedad. Estos sentimientos pueden bajar en severidad a medida que la persona controla la enfermedad.

¿Quién trata el síndrome de colon irritable?

Si estás teniendo síntomas y piensas que puedas tener síndrome de colon irritable (IBS por sus siglas en inglés), debes de hablar con tu médico o cualquier otro especialista. Tu médico puede tratarte o puede referirte a un gastroenterólogo.

Un gastroenterólogo es un médico que se especializa en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del sistema digestivo. Estas enfermedades incluyen, entre otras: el síndrome de colon irritable, cáncer colorrectal, enfermedades de riñón, enfermedades de la garganta y el esófago, y enfermedades del páncreas.

En algunos casos de síndrome de colon irritable, los síntomas puede que no respondan al tratamiento médico que el médico te ha recetado. En estos casos, se puede referir al paciente a las terapias psicosociales. Algunos pacientes pueden mejorar con orientación y tratamientos alternativos como la hipnosis y la retroalimentación (biofeedback).

¿Cómo puede ayudarme mi médico?

Tu médico puede:

  • Asegurarse de que no haya otras causas para tus síntomas
  • Pedir que te hagan análisis de sangre o pruebas de rayos-X si las necesitas
  • Ofrecerte medicamentos apropiados
  • Sugerirte terapias dietéticas
  • Contestar cualquier pregunta que tengas acerca del estrés y otros desencadenantes del síndrome de colon irritable
  • Aconsejarte sobre los suplementos de calcio, si los necesitas
  • Ofrecerte apoyo mientras aprendes a manejar el síndrome de colon irritable

¿Cómo se diagnostica el síndrome de colon irritable?

Cuando visites a tu médico acerca del síndrome de colon irritable (IBS por sus siglas en inglés), él o ella tomarán tu historial médico y te hará exámenes físicos. Dependiendo de tus síntomas, tu médico puede querer hacerte ciertas pruebas para poder hacer un diagnóstico, incluyendo análisis de sangre y muestras de heces. Estas pruebas suelen ser normales, pero sirven para descartar otras enfermedades que pueden tener los mismos síntomas del síndrome de colon irritable.

Dependiendo de los síntomas y otros factores pertinentes en el historial médico, tu médico puede hacer un procedimiento llamado sigmoidoscopía flexible. La sigmoidoscopía flexible es un procedimiento ambulatorio rutinario en el que se examina la parte interior del final del intestino grueso.

Las sigmoidoscopías flexibles se usan normalmente para evaluar las enfermedades del intestino, hemorragia rectal, o pólipos (crecimientos benignos). Durante este procedimiento, un médico usa un sigmoidoscopio (un instrumento largo y flexible de ½ pulgada de diámetro) para ver el revestimiento del recto y la parte final del colon. El sigmoidoscopio se mete a través del recto y se empuja hasta la parte descendente del colon.

Otra opción para examinar el colon es una colonoscopia. La colonoscopia también es un procedimiento ambulatorio, parecido a la sigmoidoscopía, en la que te examinan todo el colon con un colonoscopio. Si es necesario durante la colonoscopia se pueden extirpar pequeñas cantidades de tejido para analizarlas (biopsias) y se pueden identificar pólipos y extirparlos. En muchos casos, la colonoscopia permite un diagnóstico exacto y tratamiento sin la necesidad de un operación quirúrgica mayor.

¿Cómo puedo controlar el síndrome de colon irritable?

Casi todo el mundo que padece de síndrome de colon irritable puede obtener ayuda, pero no hay un tratamiento único que funcione igual para todos. Normalmente, con algunos cambios básicos en la dieta y en las actividades, el síndrome del colon irritable puede mejorar con el tiempo. Aquí tienes algunos pasos que puedes tomar para ayudar a reducir los síntomas del colon irritable:

  • Evita la cafeína (que se encuentra en el café, los tés, y los refrescos).
  • Reduce los alimentos que contienen lactosa. La lactosa es el azúcar que se encuentra en los productos lácteos.
  • Aumenta la fibra en tu dieta (la que se encuentra en la fruta, los vegetales, los granos, y los frutos secos).
  • Bebe de tres a cuatro vasos de agua al día.
  • No fumes.
  • Aprende a relajarte, bien sea haciendo más ejercicio o reduciendo el estrés de tu vida.

Intenta limitar la cantidad de leche que tomas. (las mujeres deben de consumir unos 1,500 miligramos de calcio por día. Si tienes síndrome de colon irritable y estás preocupada por tu consumo diario de calcio, puedes probar otras fuentes de calcio. Estas fuentes incluyen el brócoli, las espinacas, hojas de nabo (grelos), tofu, yogur, sardinas y salmón con espinas, pan fortificado con calcio, suplementos de calcio, y algunas pastillas de antiácido carbonado con calcio).

Lleva un registro de los alimentos que comes para que puedas averiguar cuales son los alimentos que te dan los ataques de colon irritable. Algunos alimentos comunes que pueden ser "desencadenantes" de síndrome de colon irritable son los pimientos rojos, cebolleta, vino tinto, trigo, y leche.

También puedes pedirle a un nutricionista que te dé muestras de dietas sanas que puedas seguir.

¿Dónde puedo aprender más?

National Digestive Diseases Information Clearinghouse
2 Information Way
Bethesda, Maryland 20892
1.800.891.5389

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica. ©Copyright 1995-2011 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. Este documento fue revisado por última vez 1/6/2011 (s4342)


Cleveland Clinic Mobile Site