Diseases & Conditions

800.223.2273

9:00 a.m.-3:00 p.m., M-F EST

Alzheimer’s Disease: Overview of Diagnostic Tests

La Enfermedad de Alzheimer: Perspectiva General de las Pruebas Diagnosticas

¿Cuales son las pruebas para diagnosticar la Enfermedad de Alzheimer?

La Enfermedad de Alzheimer no se puede diagnosticar definitivamente en los pacientes hasta después de la muerte, cuando se puede examinar el cerebro para buscar los cambios microscópicos que causan la enfermedad. Sin embargo, mediante pruebas exhaustivas y un "proceso de eliminación" hoy en día los médicos pueden diagnosticar los casos de Alzheimer con una precisión de casi 90 por ciento.

Se pueden usar las siguientes herramientas diagnósticas para ayudar a crear un diagnóstico de la Enfermedad de Alzheimer:

Historial del paciente

El historial del paciente ayuda al médico a evaluar la salud del paciente en el pasado y en el presente. También ayuda a evaluar cualquier problema médico, crear un esquema de cómo va a ser el tratamiento, y monitorizar la salud del paciente a través del tiempo. Durante esta evaluación, el médico le hace al paciente una serie de preguntas. Un historial completo incluirá:

  • Información de identificación del paciente
  • Problema principal
  • Historial de enfermedad corriente
  • Historial clínico
  • Estado de salud corriente
  • Historia psicosocial (estatus marital, condiciones de la vida, empleo, historia sexual, eventos de la vida significantes
  • Estatus mental
  • Historial familiar (incluyendo las enfermedades que padecen de familia)
  • Repasar los síntomas
Examen físico

El examen físico es una parte del proceso del cuidado del paciente. El examen permite al médico evaluar la condición global del paciente. Si el paciente tiene una queja médica, el examen físico le da al médico más información sobre el problema, y esto le ayuda a crear un esquema de tratamiento apropiado. El examen físico incluye un examen de las siguientes cosas:

  • Signos vitales
  • Altura y peso
  • Piel
  • Cabeza, ojos, oídos, nariz
  • Garganta/cuello
  • Pecho, incluyendo los pulmones y el corazón
  • Mamas
  • Abdomen
  • Huesos y músculos
  • Nervios
  • Área rectal/genital
Rayos-X del pecho

Un rayo-X es una prueba en la cual se crea un imagen del cuerpo usando una dosis baja de radiación reflejada en una película especial o una pantalla fluorescente. Se pueden usar los rayos-X para diagnosticar una amplia gama de condiciones, desde bronquitis hasta rotura de huesos. Mirando las imágenes del pecho, los médicos pueden ver las estructuras que hay dentro del pecho, incluyendo el corazón, los pulmones, y los huesos. El médico puede usar esta prueba para ayudar a descartar otras enfermedades que pueden causar síntomas parecidos a las de la Enfermedad de Alzheimer.

Pruebas del laboratorio

Cuando un médico esta diagnosticando una enfermedad, muchas veces él o ella pide que se hagan pruebas en el laboratorio de ciertos líquidos o muestras de tejidos del cuerpo. Estas pruebas pueden ayudar a identificar problemas y enfermedades. Hay cientos de pruebas de laboratorio disponibles para ayudar al médico llegar a un diagnostico. Las pruebas mas frecuentes son las de sangre y las de orina. Las pruebas de la sangre incluyen una serie de pruebas que se hace rutinariamente para buscar anormalidades asociadas con varias enfermedades o desórdenes. Se puede usar una prueba de sangre para buscar un gen en particular que está identificado como un factor de riesgo para la Enfermedad de Alzheimer. Una prueba de urinalysis o prueba de orina es aquella en la que se evalúa una muestra de orina para descubrir anormalidades, como niveles anormales de azúcar o proteínas. El médico puede usar esta prueba para ayudar a descartar otras enfermedades que pueden causar síntomas parecidos a los de la Enfermedad de Alzheimer.

Un Escanograma de Tomografía Axial Computarizada (TAC)

Un escanograma de tomografía axial computarizada (TAC) es una técnica por la cual se hacen múltiples rayos-X del cuerpo de diferentes ángulos en un periodo de tiempo muy corto. Estas imágenes entran en un ordenador, y se crean una serie de "cortes" en sección del cuerpo. También se le puede dar al paciente material de contraste para ayudar a diferenciar las áreas anormales del cerebro. La tomografía crea imágenes midiendo cómo de rápido absorben los rayos-X el cuerpo y los órganos. Muchas veces los escanogramas TAC pueden mostrar ciertos cambios que son característicos de la Enfermedad de Alzheimer en sus etapas más avanzadas. Estos cambios incluyen una disminución en el tamaño del cerebro (atrofia), hendiduras anchas en los tejidos, y agrandamiento de las cámaras llenas de líquido que se llaman los ventrículos cerebrales.

Imagen por Resonancia Magnética (IRM)

La Imagen por Resonancia Magnética es una prueba que produce fotos, o imágenes, muy claras del cuerpo humano sin usar rayos-X. En vez de los rayos-X, para producir imágenes el IRM usa un gran imán, ondas de radio, y un ordenador. El IRM es una prueba muy acertada que produce imágenes muy buenas de los "tejidos blancos," como los órganos. El IRM se usa para descartar otras posibles causas de demencia, como los infartos cerebrales o los tumores. También puede ayudar a desvelar los cambios físicos y funcionales en el cerebro que están asociados con la Enfermedad de Alzheimer.

Electroencefalografía (EEG)

La electroencefalografía es una técnica de imágenes médicas que mide la función del cerebro analizando la actividad eléctrica generada por el mismo. Esta actividad se mide mediante unos electrodos especiales aplicados a la cabellera. El EEG es un procedimiento completamente no-invasivo – lo que significa que no se introduce nada en el cuerpo. Los EEG se pueden hacer varias veces en los adultos y los niños sin ningún riesgo o limitación, y ayudan en el diagnóstico de los desórdenes del cerebro. Como el EEG es un procedimiento no-invasivo y sin dolor, se usa muchas veces para estudiar varios procesos del cerebro, como la percepción, la memoria, la atención, el lenguaje, y emociones, y es el estudio que ayuda más a identificar desordenes que pueden imitar la Enfermedad de Alzheimer.

Electrocardiograma (ECG o EKG)

Un electrocardiograma (EKG o ECG) es una grabación de la actividad eléctrica del corazón. Esta actividad esta registrada como un gráfico o una serie de líneas onduladas en una cinta de papel en movimiento. Produce información muy importante para el médico sobre el corazón. Por ejemplo, puede mostrar la velocidad de latido y el ritmo. También puede ayudar a mostrar si hay flujo disminuido de sangre, agrandamiento del corazón, o la presencia de algún tipo de daño secundario a un ataque de corazón actual o en el pasado. Los EKG son no-invasivos, rápidos, no tienen riesgo, y sin dolor, y se hacen rutinariamente si hay cualquier sospecha de que pueda existir una condición cardiaca. El médico puede usar esta prueba para ayudar a descartar otras enfermedades que pueden causar síntomas parecidos a las de la Enfermedad de Alzheimer.

Evaluación Neuropsicológica

Las pruebas neuropsicológicas estudian la relación entre el cerebro y el comportamiento. Se usan cuando el paciente tiene problemas serios con la memoria a corto - y a largo-plazo, con la atención y con la concentración, la asociación de palabras y de nombres, el entendimiento del lenguaje, y cualquier otro síntoma que persista o empeore con el tiempo. Estas pruebas ayudan en el diagnóstico y tratamiento de condiciones que afectan al pensamiento, las emociones, y el comportamiento. Estas condiciones incluyen la Enfermedad de Alzheimer, varios problemas psiquiátricos (como la depresión, los desórdenes de ansiedad), las condiciones relacionadas con medicamentos, el abuso de sustancias, los infartos cerebrales, o los tumores. Las pruebas neuropsicológicas va acompañadas de una entrevista exhaustiva con el paciente, y pueden incluir pruebas para evaluar la atención, la memoria, el lenguaje, la habilidad para planear y razonar, la habilidad para modificar el comportamiento, y las evaluaciones de personalidad y de estabilidad emocional. Una evaluación neuropsicológica también puede ayudar al médico y a la familia a entender mejor el impacto del desorden en el funcionamiento diario del paciente.

Además, se pueden usar las siguientes pruebas para diagnosticar y monitorizar la progresión de la Enfermedad de Alzheimer:

Un Escáner de Tomografía por Emisión de Positrones (TEP)

El escáner de TEP es una técnica de imágenes en tres dimensiones, que se hace mediante la inyección de un isótopo radioactivo que permite a los médicos examinar el corazón, el cerebro, y otros órganos internos. Los escáneres TEP también pueden mostrarnos cómo funcionan los órganos; no como los rayos-X, los TACs, o los IRMs, que sólo muestran la estructura del cuerpo. La TEP es específicamente útil para la detección de cáncer y de las enfermedades cardiovasculares, y puede dar información para localizar y evaluar enfermedades del cerebro. Las imágenes TEP pueden mostrar las regiones del cerebro que están causando convulsiones en los pacientes, y también son útiles para evaluar las enfermedades cerebrales degenerativas como Alzheimer, Huntington, y Parkinson. Los escáneres TEP pueden mostrar la diferencia en la actividad cerebral entre un cerebro normal y uno afectado por la Enfermedad de Alzheimer. También pueden ayudar a diferenciar la Enfermedad de Alzheimer de las otras formas de demencia.

La Tomografía Computarizada por Emisión de Fotos Únicas (TCEFU) (en Ingles SPECT)

El SPECT es una técnica no-invasiva que produce fotos muy claras en tres dimensiones de un órgano importante, como el cerebro o el corazón. Los escáneres SPECT usan imágenes de radionúclidos – una técnica que consiste la inyección de una cantidad muy pequeña de una sustancia radioactiva, llamada un trazador. Se puede detectar la energía de ese trazador mediante una cámara especial que toma las fotos. El SPECT puede crear mapas del flujo de la sangre en ciertas regiones del cerebro, y es muy útil para evaluar las funciones específicas del cerebro. Así, puede identificar anormalidades que son características de la Enfermedad de Alzheimer.

Imágenes Espectroscópicas de Resonancia Magnética (IERM) (en Ingles MRSI)

El MRSI es una prueba que le permite al médico ver ciertas sustancias por todo el cerebro sin el uso de materiales radioactivos. MRSI es una técnica de imágenes no-invasiva que se usa para estudiar los cambios metabólicos en los tumores cerebrales, los infartos cerebrales, los desordenes de convulsiones, la Enfermedad de Alzheimer, la depresión, y de otras enfermedades que afectan al cerebro. También se han usado para estudiar el metabolismo de otros órganos. El MRSI se puede hacer como parte de un IRM, pero son pruebas diferentes. Un IRM crea una imagen, y el MRSI creo un grafico de los tipos y las cantidades de elementos químicos en el cerebro u otros órganos.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica.

©Copyright 1995-2009 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. (9/30/2009...#s9176)


Cleveland Clinic Mobile Site