Diseases & Conditions

800.223.2273

9:00 a.m.-3:00 p.m., M-F EST

Nocturnal Leg Cramps

Calambres de Piernas Nocturnos

¿Qué son los calambres de piernas nocturnes?

Los calambres de piernas nocturnos (a la noche) ("caballo de charley") son calambres que ocurren más comunmente durante la noche mientras estas durmiendo o mientras estas descansando. Sin embargo, en algunas personas pueden pasar solo durante y no considerablemente durante la noche. Las contracciones, muy a menudo en el músculo de las pantorrillas pero también a veces en los pies, vienen repentinamente. Los calambres son dolorosos y pueden durar hasta diez minutos. También puede haber dolores después de que el calambre haya desaparecido. La frecuencia de los calambres generalmente tiende a aumentar con la edad (especialmente después de los 50 años de edad), pero también ocurren durante la niñez. Tanto los hombres como las mujeres parecen estar afectados de la misma manera.

¿Qué causa los calambres de piernas nocturnos?

Nadie sabe realmente qué es lo que causa estos calambres, pero en algunos casos los han relacionado con las siguientes acontecimientos o incidencias:

  • El estar sentado durante largos periodos de tiempo
  • Deshidratación
  • Cansancio excesivo de los músculos
  • Estar de pie o trabajar en suelos de hormigón
  • Sentarse incorrectamente

Aunque en más raras ocasiones, los calambres de piernas nocturnos se han asociado con medicamentos, o con ciertas enfermedades. Estas incluyen:

  • Diabetes
  • Enfermedad vascular periferal
  • Enfermedad de Parkinson
  • Problemas endocrinos
  • Píldoras anticonceptivas
¿A quién le dan los calambres de perinas nocturnos?

Cualquiera puede tener este tipo de calambres. Sin embargo, tienden a encontrarse más a menudo en la gente de mediana edad o más mayor.

¿Qué puedo hacer para ayudar a prevenir que me pase este tipo de calambres?
  • Asegúrate de estar lo suficientemente hidratada – bebe de seis a ocho vasos de agua cada día.
  • Haz estiramientos de los músculos de tus pantorrillas antes de irte a dormir.
  • Mantén las sábanas y mantas alrededor de tus pies de manera suelta para que los dedos de tus pies no estén deformados.
  • Lleva zapatos apropiados.
  • Pasa unos minutos montando en la bicicleta estática antes de irte a la cama.
¿Qué puedo hacer para que desaparezcan los calambres de piernas nocturnos si es que me ocurren?

Puede ser que seas capaz de aliviar el dolor del calambre andando, sacudiendo tu pierna, o estirando el músculo de la pantorrilla. Para estirar el músculo, pon tu pierna derecha y tira de los dedos de los pies hacia tí y hacia tu pierna. También puede aliviarte el darte un baño de agua caliente o una ducha, o a la inversa, poniéndote hielo y masajenado la pierna.

¿Son los calambres de piernas nocturnos lo mismo que el síndrome de las piernas inquietas?

No. Mientras que los dos tipos de disturbios de las piernas tienden a pasar durante la noche, o cuando estas descansando, el síndrome de las piernas inquietas no causa dolor o calambres. El síndrome de las piernas inquietas es más una incomodidad o molestia, o una sensación de hormigueo, que resulta en un deseo de mover las piernas. Mientras que haya movimiento, la inquietud se alivia, solo para volver cuando la persona se queda quieta de nuevo. Esto no pasa con los calambres de los músculos en los que el músculo afectado necesita que lo estrechen de forma activa para encontrar alivio.

¿Hay algún medicamento que trate los calambres de piernas nocturnos?

En el pasado se usaba la quinina para tratar los calambres de las piernas que pasaban a menudo o que eran muy dolorosos. Los medicamentos de quinina ahora solo están disponibles con receta médica debido a los efectos secundarios adversos que causan. También se pueden sugerir los suplementos de vitamina E o los relajantes musculares.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica. © 1995-2009 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. (5/22/2008...#s14170)


Cleveland Clinic Mobile Site