Diseases & Conditions

La Menopausia y Los Sofocos

Los sofocos ( o golpes de calor) son el síntoma más frecuente de la menopausia y perimenopausia. Los sufren más de dos tercios de las mujeres norteamericanas durante la perimenopausia, y casi todas las mujeres a quienes se les induce la menopausia o que sufren de menopausia prematura.

¿Qué es un sofoco?

Un sofoco es una sensación momentánea de calor que puede ir acompañada de rubor en la cara y sudores. Las causas del sofoco son desconocidas, pero pueden estar relacionadas con cambios en la circulación.

Los sofocos ocurren cuando los vasos sanguíneos cercanos a la superficie de la piel se dilatan para refrescarse. Esto causa que la cara se ponga colorada o se ruborice. A veces las mujeres también sudan para refrescar su cuerpo. Además algunas mujeres experimentan un ritmo cardíaco acelerado o también escalofríos.

Los sofocos acompañados por el sudor también pueden ocurrir por las noches. A esto se le llaman sudores nocturnos, y pueden interferir con el sueño.

¿Por cuánto tiempo tendré sofocos?

La severidad y duración de los sofocos varía entre mujeres. Algunas tienen sofocos durante muy poco tiempo mientras les dura la menopausia. Otras pueden tener sofocos – al menos en cierto grado – durante el resto de su vida. Generalmente los sofocos suelen ser menos severos a medida que pasa el tiempo.

¿Puedo prevenir los sofocos?

Mientras puede que sea imposible evitar por completo los sofocos durante la menopausia, hay ciertos elementos o situaciones que pueden provocar que dichos sofocos ocurran más frecuentemente o causar que los sofocos sean más severos. Para prevenir los sofocos evita los siguientes elementos que pueden causarlos:

  • El estrés
  • La cafeína
  • El alcohol
  • Las comidas picantes
  • La ropa ajustada
  • El calor
  • Fumar cigarrillos

Otras cosas que puedes hacer para mantenerte alejada de los sofocos son:

  • Haz ejercicio diariamente. Andar, nadar, bailar y andar en bicicleta son todas buenas maneras de hacer ejercicio.
  • Mantente fresca. Mantén tu cuarto fresco durante la noche. Usa ventiladores durante el día. Vístete con ropa ligera y a capas.
  • Intenta respirar profundamente y despacio usando el abdomen (de 6 a 8 veces/suspiros por minuto). Practica la manera de respirar profundamente durante 15 minutos a las mañanas, 15 minutos a las noches y cuando empiecen los sofocos. Si añades imágenes agradables mientras practicas esta técnica de respiración te puede servir de ayuda.
  • Lleva calcetines a la cama (baja la temperatura central corporal).
  • La acupuntura también se usa; sin embargo los resultados son mixtos.

Habla con tu médico acerca de tomar terapia hormonal (HT por sus siglas en inglés) a corto plazo. En muchas mujeres este tipo de tratamiento previene los sofocos. Además, puede ayudar con otros síntomas de la menopausia, incluida la sequedad vaginal o los cambios de humor. No obstante, incluso la terapia hormonal tomada a corto plazo conlleva algunos riesgos como por ejemplo coágulos de sangre e inflamación de la vesícula.

Si la terapia hormonal no es indicada para ti, hay otros tratamientos que pueden servirte de alivio. Estos incluyen tanto tratamientos que usan medicamentos que se pueden comprar sin receta médica, y tratamientos que usan medicamentos para los que se necesita receta médica.

Los tratamientos que no necesitan receta médica incluyen:

  • Complejo vitamínico B
  • Iboprufeno
  • Vitamina E

Los tratamientos que necesitan receta médica incluyen:

  • Los antidepresivos sertralina (Zoloft), paroxetina (Paxil), venlafaxina (Effexor), desvenlafaxina (Pristiq)
  • Gabapentina (Neurontin)
  • Las medicinas para la tensión arterial clonidina (Catapres, Catapres-TTS) y metildopa (Aldomet)
  • Otras hormonas sin estrógeno, como medroxyprogesterona (Provera) y megestrol (Megace)
  • Bellergal-S, una combinación de medicinas que se usa para tratar algunos de los síntomas de la menopausia; no se recomienda su uso ya que contiene barbitúricos adictivos.

¿Pueden los remedios herbales y botánicos aliviar los sofocos?

Aunque algunas terapias botánicas y a base de hierbas han demostrado ser prometedoras para aliviar los síntomas de la menopausia como los sofocos, se necesita más investigación para determinar los beneficios y riesgos que suponen estos remedios alternativos.

Es importante consultar con tu médico antes de tomar productos botánicos y herbales ya que estos pueden tener efectos secundarios negativos e interacción con otras medicinas.

Algunos de los remedios botánicos y herbales que pueden ayudar a aliviar los sofocos son:

  • Productos a base de soja. Se cree que los estrógenos que vienen de las plantas, como los isoflavones, pueden tener en pequeño grado efectos parecidos a los que tiene el estrógeno y así reducir los sofocos. Los isoflavones se pueden encontrar en las comidas de soja y que contengan soja, así como en los cereales integrales y las legumbres.
  • Cohosh negro. Algunos estudios han demostrado que el cohosh negro puede ayudar a tratar los sofocos, los sudores nocturnos y la sequedad vaginal a corto plazo (durante 6 meses o menos). Algunos de los efectos secundarios incluyen trastornos gastrointestinales y informes de toxicidad en el hígado.
  • El aceite de prímula es otro de los remedios botánicos que se usan frecuentemente para tratar los sofocos, aunque no hay ninguna evidencia científica que confirme esta teoría. Los efectos secundarios incluyen nauseas, diarrea y coágulos de sangre. Las mujeres que sufran de otros problemas médicos como convulsiones o aquellas mujeres que estén tomando anticoagulantes de la sangre o que sufran de esquizofrenia no deberían de tomar aceite de prímula.
  • Semilla de lino o linaza. Aunque no hay ninguna evidencia científica que lo confirme, se piensa que usar semilla de lino o linaza disminuye los síntomas de la menopausia, particularmente la irritabilidad y los cambios de humor. La linaza está disponible en forma de semilla completa o aceite de dicha semilla.

Asegúrate de hablar con tu médico antes de tomar cualquier medicina para aliviar los sofocos. Además, recuerda que los sofocos son temporales. Quizás puedas arreglártelas sin ningún tipo de tratamiento.

Referencias

National Institute on Aging. Hormones and Menopause. www.nia.nih.gov. Accessed December 28, 2010.

Carroll DG. Nonhormonal Therapies for Hot Flashes in Menopause. Am Fam Physician 2006, Feb1;73(3):457-464. www.aafp.org. Accessed December 28, 2010.

National Center for Complementary and Alternative Medicine. Menopausal Symptoms and CAM. nccam.nih.gov. Accessed December 28, 2010.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica. © Copyright 1995-2011 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. (12/4/2010...#s10087)


Cleveland Clinic Mobile Site