Diseases & Conditions

800.223.2273

9:00 a.m.-3:00 p.m., M-F EST

Cluster Headaches

Dolores de Cabeza en Racimos (Agrupados)

¿Qué son los dolores de cabeza en racimos?

Los dolores de cabeza en racimos son el tipo de dolor de cabeza más severo que existe. Un dolor de cabeza en racimo puede ser mucho más intenso que un ataque de migraña. Se le ha llamado “el dolor de cabeza del suicidio” porque mucha gente se ha suicidado durante un ataque de este tipo de dolor de cabeza, o al anticipar que venía un ataque.

El término dolor de cabeza en racimo (o agrupada) se refiere a dolores de cabeza cuya característica es tener ataques en grupos. Los dolores de cabeza en racimos ocurren de una a tres veces por día durante un periodo del racimo, que puede durar de 2 semanas a 3 meses. Luego, durante meses o incluso años, los dolores de cabeza pueden desaparecer por completo (ir a remisión), solo para volver luego. Un dolor de cabeza en racimo puede despertar a una persona del sueño 1 o 2 horas después de irse a la cama. Estos ataques nocturnos pueden ser incluso más severos que los ataques que se sufren durante el día.

¿A quién afectan los dolores de cabeza en racimos?

Los dolores de cabeza en racimos son el tipo menos común de dolor de cabeza primario, y afecta a menos de 1 persona entre 1,000. EL dolor de cabeza en racimos es una enfermedad que afecta a la gente joven: normalmente comienza antes de los 30 años de edad. Los dolores de cabeza en racimos son más comunes en los hombres, pero también se está empezando a diagnosticar a las mujeres con este tipo de dolor de cabeza. Estos dolores de cabeza parece son más comunes en hombres, seis veces más comunes en hombres que en mujeres, y especialmente entre las edades de 20 a 30 años.

¿Qué causa los dolores de cabeza en racimos?

Se desconoce la verdadera causa bioquímica de los dolores de cabeza de racimo. Lo que sí se sabe es que estos dolores de cabeza comienzan cuando se activa en el cerebro un reflejo trigémino- autonómico. EL nervio trigémino es el nervio sensorial principal de la cara. Cuando se activa, el nervio trigémino causa el dolor de ojo asociado con los dolores de cabeza de racimo. El nervio trigémino también estimula el sistema para-cordial autonómico, lo que causa el lagrimeo y rojez ocular, congestión y descarga nasal con los ataques agrupados. Parece que el hipotálamo (la parte del cerebro que contiene el núcleo supracismático o reloj circadiano) genera los dolores de cabeza en racimos. Investigaciones recientes han demostrado la estimulación o estimulación del hipotálamo durante los ataques de dolor de cabeza en racimos.

Ciertas condiciones como tumores o aneurismas no sueles causar dolores de cabeza en racimos.

¿Cuál es la causa del comienzo de los dolores de cabeza en racimo?

Las causas más comunes del comienzo de los dolores de cabeza en racimo suelen ser las estaciones, normalmente de primavera y otoño. Debido a su naturaleza estacional, los dolores de cabeza en racimo se suelen confundir fácilmente con alergias o estrés causado por el trabajo. Parece que la naturaleza estacional de los dolores de cabeza es el resultado de la estimulación o activación del hipotálamo.

Los dolores de cabeza en racimo también son muy comunes en la gente que fuma y bebe alcohol con frecuencia.

Durante un periodo de ataques, el paciente suele ser más sensible a la acción del alcohol y la nicotina, e incluso cantidades mínimas de alcohol pueden causar dolores de cabeza. Durante los periodos de tiempo sin dolores de cabeza el paciente puede consumir alcohol sin tener dolores de cabeza.

El fumar también puede incrementar la severidad de los dolores de cabeza en racimos durante un periodo de ataques.

¿Cuáles son los síntomas de los dolores de cabeza en racimos?

Los dolores de cabeza en racimo suelen llegar a su punto de más dolor y fuerza de cinco a diez minutos después de haber comenzado. Los ataques suelen ser muy similares entre ellos, variando solo ligeramente de un ataque al siguiente.

Tipo de dolor

El dolor que se sufre con ese tipo de dolores de cabeza es casi siempre en un solo lado de la cabeza, y permanece en ese lado durante todo el dolor de cabeza. Cuando comienza un nuevo periodo de dolor de cabeza raramente sucede en el lado opuesto al que le dolió antes.

Severidad/ intensidad del dolor

El dolor que se sufre con los dolores de cabeza en racimos es generalmente muy intenso y severo y suele describirse como una sensación de quemazón o de calidad penetrante o urente. Puede ser punzante o constante. El dolor es tan intenso que muchos de los pacientes que sufren de dolor de cabeza en racimos no pueden quedarse quietos durante los ataques y a menudo caminan de un lado a otro.

Localización de dolor

El dolor se localiza detrás de uno de los ojos o en la región orbitaria, sin cambiar de lado. Puede extenderse a la frente, sien, nariz, pómulos, o encía superior del lado afectado.

Puede que el cuero cabelludo esté sensible, y a menudo se puede sentir el latido o pulsaciones en las arterias.

Duración del dolor

El dolor que se sufre durante un ataque de dolor de cabeza en racimo puede durar de unos minutos hasta incluso tres horas. Normalmente, los dolores de cabeza duran de 30 a 90 minutos. El dolor de cabeza desaparecerá solo para volver a aparecer más tarde ese mismo día. Normalmente los pacientes con dolores de cabeza en racimos no tienen dolor de cabeza entre ataques.

Frecuencia de los dolores de cabeza

La mayoría de la gente que sufre de este tipo de dolores de cabeza padece de una a tres crisis diarias durante un periodo de ataques agrupados (este es el periodo de tiempo cuando el paciente está padeciendo dolores de cabeza diarios). Ocurren muy regularmente y generalmente a la misma hora cada día, y se suelen llamar “dolores de cabeza despertador” porque a menudo despiertan al paciente a la misma hora cada noche.

Los periodos de ataques pueden durar de dos semanas hasta tres meses y luego desaparecer completamente durante meses o incluso años. El paciente de dolores de cabeza en racimos tiene intervalos variados sin dolores entre los ataques.

Parece que la aparición de ataques está relacionada con los ritmos circadianos o reloj biológico. La mayoría de la gente que padece dolores de cabeza en racimos tiene periodos de ataques en la misma época todos los años – bien en la primavera u otoño, o bien en el invierno o verano.

La mayoría de la gente que padece dolores de cabeza en racimo (80 a 90%) los tiene de tipo episódicos, con periodos en los que tienen ataques que duran de siete días a un año, separados por periodos sin dolor que pueden durar 14 días o más.

En alrededor del 20% de la gente que padece dolores de cabeza en racimos, los ataques pueden ser de tipo crónico. Algunos pacientes notan que la serie de ataques de dolor de cabeza no está separada por periodos de remisión. Estos casos son los crónicos, lo que quiere decir que hay menos de 14 días al año en los que no sufren dolor de cabeza. Los dolores de cabeza en racimo de tipo crónico se diferencian de los episódicos en que son continuos.

Señales de aviso

Aunque el dolor de este tipo de dolores de cabeza comienza repentinamente, puede que haya alguna señal de aviso mínima del dolor de cabeza inminente, incluyendo sensaciones de incomodidad o una ligera sensación unilateral de quemazón.

Síntomas asociados

El ojo afectado puede hincharse o cerrarse un poco. La pupila del ojo puede empequeñecerse y la conjuntiva (el tejido en el interior del párpado) puede enrojecerse. Puede haber descarga nasal (rinorrea) o congestión y lagrimeo del ojo durante el ataque, que sucederá en el mismo lado del dolor.

Puede haber sudoración excesiva, y el lado afectado de la cara puede enrojecer. Los dolores de cabeza en racimos no suelen estar asociados con nausea y vómitos. La gente que sufre dolores de cabeza en racimos suelen desarrollar la misma sensitividad a la luz que aparece con otros tipos de dolores de cabeza, como la migraña, y sus quejidos suenan como los de la gente que padece migrañas.

Es posible que la persona que sufra de dolores de cabeza en racimo sufra a la vez de migrañas.

La gente que sufre de dolores de cabeza en racimo – especialmente aquellos que tienen dolor de dientes o dolor de pómulo durante los ataques – tienen mayor riesgo de desarrollar úlceras de estómago.

Los investigadores creen que las histaminas, que dilatan o expanden los vasos sanguíneos, pueden causar el comienzo de un dolor de cabeza en racimo porque durante dichos dolores de cabeza el nivel de histamina aumenta en la sangre y la orina de la persona que los sufre.

¿Cómo se tratan los dolores de cabeza en racimo?

Medicamentos abortivos: Los tratamientos que tienen más éxito son las inyecciones de sumatriptan (Imitrex) y terapia de inhalación de oxígeno (administración de 100% oxígeno mediante una máscara, 8 a 10 litros por minutos durante veinte minutos). Otras posibilidades incluyen: píldoras de zomiltriptan, preparaciones de ergotamina y lidocaina intranasal.

Medicamentos preventivos: Los medicamentos se deben de recetar tan pronto como sea posible para así poder disminuir la duración del periodo del dolor de cabeza al mismo tiempo que disminuir la severidad del mismo. Todos aquellos que sufren de dolor de cabeza en racimo deben de tomar medicamentos preventivos a menos que los periodos de los ataques duren menos de dos semanas. Algunos medicamentos que se usan para la prevención de los dolores de cabeza en racimo incluyen: bloqueadores del canal de calcio, verapamil, carbonato litio, sodio divalproex, corticoesteroides o metisergida (solo tratamientos cortos), metisergida, melatonina, y topiramate.

Se puede considerar intervención quirúrgica para aquellos que sufran de dolores de cabeza en racimo de tipo crónico y que hayan pasado ya por los tratamientos estándar sin resultado.

Debido a la corta duración de los ataques, es difícil administrar los medicamentos abortivos. A menudo, los dolores de cabeza agudos han desaparecido antes de que el paciente pueda llegar al departamento de urgencias del hospital o a la oficina del médico para recibir el tratamiento. La inhalación de oxígeno mediante una máscara facial se puede usar tan pronto como se sientan los primeros signos de un ataque y se ha usado con éxito para parar los dolores de cabeza en racimo agudos. Las inyecciones de sumatriptan (Imitrex) se recetan a menudo para tratar dolores de cabeza en racimo agudos.

Algunos pacientes han sentido algún tipo de alivio al usar tratamientos intranasales de agentes anestésicos locales, como la lidocaina.

Todos estos tratamientos se deben de usar siempre bajo la dirección de un médico que esté familiarizado con los tratamientos del dolor de cabeza en racimos. Como con cualquier medicamento, es importante seguir cuidadosamente las instrucciones de la etiqueta y los consejos de tu médico. Esto es especialmente importante para así evitar los dolores de cabeza de rebote.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica.

© Copyright 1995-2009 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. (4/10/2009...#s5003)


Cleveland Clinic Mobile Site