Diseases & Conditions

800.223.2273

9:00 a.m.-3:00 p.m., M-F EST

Orthostatic Hypotension

Hipotensión Ortostática

Tu cuerpo tiene una red de vasos sanguíneos formada por arterias, venas, y capilares. El corazón bombea sangre a las arterias, que llevan la sangre a través del cuerpo. La presión o tensión sanguínea es la presión o fuerza de la sangre cuando empuja contra las paredes de las arterias.

La hipotensión ortostática es una enfermedad en la que tu presión sanguínea baja cuando te levantas demasiado rápido. (Hipotensión es presión sanguínea baja.)

La presión sanguínea se escribe con dos números; por ejemplo, 120 sobre 80 milímetros de mercurio. El primer número es la presión sistólica. Esta es la presión de las arterias cuando el corazón late y las llena con sangre. El segundo número es la presión diastólica. Esta es la presión en las arterias cuando el corazón descansa entre latidos.

¿Cuáles son los síntomas de la hipotensión ortostática?

Los síntomas principales de la hipotensión ortostática son el mareo o aturdimiento cuando te levantas. En algunos casos la gente que sufre de hipotensión ortostática incluso se puede desmayar:

Otros síntomas incluyen:

  • Visión borrosa
  • Nauseas
  • Desorientación o confusión
  • Sentirse débil
  • Fatiga
  • Caerse
  • Dolor de pecho

Estos síntomas suelen pasarse cuando te sientas o te tumbas durante unos minutos.

¿Cuáles son las causas de la hipotensión ortostática?

Las causas de la hipotensión ortostática incluyen las siguientes:

  • El envejecimiento (la hipotensión ortostática es más común en la gente mayor)
  • Hipovolemia (una caída en el volumen de sangre). La hipovolemia la pueden causar ciertos medicamentos que se usan para tratar enfermedades del corazón y la presión arterial alta, como los diuréticos como diuréticos tiazídicos (HCTZ) y los diuréticos de asa (furosemida, bumetanida.)
  • Deshidratación (un bajo volumen de líquido en el cuerpo)
  • Inmovilidad (por ejemplo, quedarse en la cama durante un largo tiempo)
  • Embarazo
  • Enfermedades del corazón, incluyendo ataques al corazón, fallo cardíaco, y enfermedades de las válvulas
  • Anemia (una cuenta baja de células rojas)
  • Enfermedad de Parkinson
  • Enfermedades del sistema endocrino, incluyendo la diabetes y las enfermedades del tiroides.
  • Iatrogénica: causada por los medicamentos que se han usado para tratar la presión sanguínea alta, como los beta-bloqueadores, bloqueadores de los canales de calcio, inhibidores de la acetilcolinesterasa, nitratos, y bloqueadores de la angiotensina II. Los pacientes que son propensos a esto son los que tienen los problemas mencionados en la lista anterior (ejemplo: diabetes, Parkinson).
  • Otros medicamentos para la ansiedad, la depresión, la disfunción eréctil, o la enfermedad de Parkinson
  • Las sustancias que se toman a la vez que los medicamentos para la presión sanguínea, como el alcohol, los barbitúricos, y otros medicamentos
  • El tiempo caluroso
¿Cómo se diagnostica la hipotensión ortostática?

Si tu médico piensa que puedes tener hipotensión ortostática, él o ella te tomará la presión sanguínea cuando estés tumbado, sentado y de pie. El médico también te hará un examen físico para intentar encontrar una afección médica que pueda estar causando la hipotensión.

El médico también te puede mandar que te hagas ciertas pruebas, incluyendo las siguientes:

  • Análisis de sangre (para ver si tienes anemia o diabetes)
  • Un electrocardiograma, o EKG (por sus siglas en inglés) (para ver el ritmo de tu corazón)
  • Un monitor Holger (un aparato portátil que llevas puesto para ver el ritmo de tu corazón durante un periodo de tiempo determinado)
  • Ecocardiograma ( un examen con ultrasonido del corazón)
  • Prueba de esfuerzo, en la que el médico vigila el ritmo de tu corazón mientras estás haciendo ejercicio
  • Maniobra valsalva, en la que respiras hondo varias veces mientras tu médico vigila tu presión sanguínea y tu ritmo cardiaco.
  • Prueba de mesa inclinada o mesa basculante. Te pueden hacer esta prueba si eres propenso a desmayarte. Te tumbas en una mesa que se mueve de la posición horizontal a una posición vertical. Tu médico querrá saber si te desmayas durante esta prueba.
¿Cómo se trata la hipotensión ortostática?

Si tienes episodios de hipotensión ortostática, lo que primero va a hacer tu médico es intentar averiguar si hay alguna afección o enfermedad que los esté causando. En muchos casos, al tratar la enfermedad que está causando la hipotensión ortostática, ésta se curará.

Si hay un medicamento en particular que está causando la hipotensión ortostática, tu médico puede ajustar la dosis o cambiarlo por otro medicamento diferente.

Una forma de tratar la hipotensión ortostática es hacer algunos cambios a tu estilo de vida diario. Estos cambios pueden incluir los siguientes:

  • Si estás deshidratado, bebe más líquidos
  • Limita o evita el alcohol (el alcohol causa deshidratación).
  • Ponte de pie despacio cuando te levantes de una silla.
  • No cruces las piernas cuando estés sentado
  • Si tienes que quedarte en la cama debido a una condición médica, intenta estar sentado en la cama durante cortos periodos de tiempo.
  • Cuando te levantes de la cama, hazlo despacio y siéntate en el borde de tu cama durante varios minutos antes de ponerte de pie.
  • Puedes realizar ejercicios isométricos (como apretar una pelota de goma o una toalla durante unos minutos) antes de ponerte de pie. Estos ejercicios aumentarán tu presión sanguínea y pueden prevenir que haya una disminución grande en tu presión sanguínea cuando te levantes.
  • Puedes llevar medias de compresión, que ponen presión en tus piernas y ayudan a la circulación de la sangre.
  • Eleva la cabecera de tu cama.
  • Evita estar de pie durante tiempo prolongado.

Tu médico puede recetarte un medicamento para tratar la hipotensión ortostática, como una fludrocortisona (Florinef®), midodrina (ProAmatine®), eritropoyetina (Epogen®, Procrit®), o piridogtismina (Mestinon®). Estos medicamentos funcionan porque aumentan el volumen de la sangre o porque coartan (estrechan) los vasos sanguíneos.

¿Cuál es el pronóstico para la gente que sufre de hipotensión ortostática?

La hipotensión ortostática se puede tratar con éxito. Si tienes episodios de esta enfermedad, puedes buscar tratamiento y vivir una vida normal.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica. © 1995-2010 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. (8/19/2009...#s9385)


Cleveland Clinic Mobile Site