Actinic Keratosis

Queratosis Actínica

¿Qué es la queratosis actínica?

La queratosis actínica es una enfermedad de la piel en la que se desarrolla unas manchas o lesiones ásperas y escamosas en partes del cuerpo que están expuestas al sol. Estas manchas o lesiones no son cancerígenas, pero si se dejan sin tratar, pueden convertirse potencialmente en un tipo de cáncer de piel serio llamado carcinoma escamocelular.

¿Cuáles son los síntomas de la queratosis actínica?

Una queratosis actínica (plural en inglés keratoses) puede aparecer como un área en la piel escamosa, abultada o áspera. La queratosis puede ser rosa, roja, o marrón; a veces es del mismo color que la piel normal, pero se siente áspero o seco al toque.

Las queratosis actínicas se desarrollan más comúnmente en las partes del cuerpo que están más expuestas al sol, como la cara, las orejas, el cuello, las manos, o los antebrazos. Cuando los labios se pelan o se agrietan, especialmente si es el labio inferior, después de estar al sol, también puede ser una señal de queratosis actínica.

¿Qué causa la queratosis actínica?

La mayor causa de queratosis actínica es demasiada exposición al sol (la luz natural como el sol, o la luz artificial como la del solarium). La exposición a largo plazo a los rayos ultravioletas de la luz solar causa cambios químicos en las células de la piel conocidas como queratocitos, que forman el 90% de la epidermis (la capa más exterior de la piel). Estos queratocitos sufren cambios en su tamaño, forma, y organización.

¿Quién tiene riesgo de contraer queratosis actínica?

Los siguientes grupos tienen mayor riesgo de desarrollar queratosis actínica:

  • Gente con la complexión clara o rubia
  • Gente de pelo rubio o rojo
  • Gente con ojos azules o verdes
  • Gente cuyos sistemas inmunológicos se debilitan debido a alguna enfermedad o inmunoterapia
  • Gente de edad media o gente más mayor cuya piel haya sido dañada por años de exposición al sol

La queratosis actínica es muy común y la sufren millones de americanos. El número de casos está creciendo porque la gente no toma las precauciones necesarias para protegerse de la exposición al sol.

¿Cómo se diagnostica la queratosis actínica?

La gente que tiene riesgo de tener cualquier trastorno de la piel debería de ir a que le vigilen su piel de forma regular. Si notas cualquier bulto persistente o mancha de color, textura, forma, o tamaño inusual, contacta con tu médico o dermatólogo. Otros signos preocupantes son los granos que no se curan o cualquier otra cosa que sangre con facilidad. Tu médico puede que haga una biopsia de la piel extirpando parte o la totalidad del bulto para determinar si hay células cancerígenas.

¿Cómo se trata la queratosis actínica?

En la mayoría de los casos, la queratosis actínica se puede tratar y curar. El resultado es más favorable si se detecta la enfermedad en sus primeras etapas. Las opciones de tratamiento incluyen las siguientes:

  • Cremas o lociones tópicas (aplicadas directamente a la piel)
  • Criocirugía (congelarlo)
  • Electro-cirugía (uso de una corriente eléctrica)
  • Derma-abrasión (se congela la piel y luego se usa un instrumento especial para "lijar" la piel)
  • Peelin por láser
  • Terapia fotodinámica (PDT por sus siglas en inglés). En la PDT se usa una crema que se aplica a la piel y una luz especial para destruir las células pre-cancerígenas de la piel.

El tipo de tratamiento depende del lugar, el número, el tamaño, y la severidad de la lesiones. En algunos casos se puede usar una combinación de los métodos.

¿Cómo se puede prevenir la queratosis actínica?

La mejor manera de prevenir la queratosis actínica es reducir la exposición al sol, especialmente durante las horas donde el sol está en su punto más alto y la luz del sol es más intensa. Aquí tienes algunos métodos:

  • Vístete con camisas de manga larga, pantalones largos, y un gorro para proteger las zonas de la piel que puedan estar expuestas al sol.
  • Aplícate crema protectora con un factor de protección solar (SPF) de 30 o más alto por lo menos 30 minutos antes de salir a la calle. Se recomienda una crema solar de extenso espectro para proteger la piel tanto de los rayos ultravioletas A como los B.
  • Evita tratar de ponerte moreno quedándote al sol o usando solariums; en vez de eso usa productos auto bronceadores.

© 1995-2009 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved.

Can't find the health information you’re looking for?

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica. © 1995-2009 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. (4/8/2008...#s14148)


Cleveland Clinic Mobile Site