Diseases & Conditions

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis, también llamada enfermedad de las encías o enfermedad periodontal, describe lo que sucede cuando empiezan a crecer las bacterias en tu boca y puede terminar – si no se trata bien – con la pérdida de los dientes debido a la destrucción del tejido que rodea y sostiene los dientes. (La gingivitis y la periodontitis son dos fases distintas de la enfermedad de las encías.)

¿Cuál es la diferencia entre la gingivitis y la periodontitis?

Normalmente la gingivitis precede a la periodontitis. Aún así, es importante saber que no toda la gingivitis progresa a ser una periodontitis.

En las fases iniciales de la gingivitis, las bacteria en forma de placa se acumula y causa que las encías se inflamen (rojas e hinchadas) y a menudo sangran durante el cepillado de dientes. Aunque las encías pueden estar irritadas, los dientes siguen estando firmemente colocados en su sitio. No se ha producido todavía ningún daño irreversible en el hueso o en cualquier otro tejido en esta fase.

Cuando la gingivitis se deja sin tratar, puede avanzar y volverse en periodontitis. Cuando una persona tiene periodontitis, la capa interior de las encías y el hueso se separan de los dientes (hacia atrás) y forman bolsas. Estos espacios pequeños entre los dientes y las encías recogen los restos y se pueden infectar. El sistema inmune del cuerpo lucha contra las bacterias a medida que la placa se extiende y crece debajo de la línea de las encías.

Las toxinas, o venenos, producidos por las bacterias de la placa así como las encimas "buenas" del cuerpo (que están involucrados en luchar contra las infecciones), se vuelven contra el cuerpo y de hecho comienzan a deteriorar el hueso y el tejido conectivo que sujeta a los dientes en su sitio. A medida que la enfermedad progresa, las bolsas se hacen más profundas y se destruye más tejido de las encías y más hueso. Cuando esto pasa, los dientes ya no están sujetos en su sitio, se vuelven más sueltos, y ocurre la pérdida de los dientes. La enfermedad de las encías, de hecho, es la mayor causa de pérdida de dientes en los adultos.

¿Qué causa la enfermedad periodontal?

La placa es la causa principal de la enfermedad periodontal. Aún así, otros factores pueden contribuir a la enfermedad de las encías. Estos incluyen:

  • Cambios hormonales – como los que ocurren durante el embarazo, la pubertad, la menopausia, y la menstruación mensual – hacen que las encías sean más sensibles, lo que hace que la gingivitis se desarrolle.
  • Las enfermedades, que pueden afectar a la condición de las encías. Esto incluye enfermedades, como el cáncer o el VIH, que interfieren con el sistema inmunológico. Debido a que la diabetes afecta a la habilidad del cuerpo de usar el azúcar de la sangre, los pacientes con esta enfermedad tienen un mayor riesgo de desarrollar infecciones, incluyendo la enfermedad periodontal.
  • Medicamentos – pueden afectar la salud oral porque disminuyen el flujo de saliva, la cual tiene un efecto protector en los dientes y encías. Algunas drogas, como la medicación anticonvulsivante difenylhydantoin (conocida en el mercado como Dilatin) y la medicación contra la angina infedipina (conocida en el mercado como Procardia o Adalat), pueden causar un crecimiento anormal del tejido de las encías.
  • Los malos hábitos, como no cepillarse o usar el hilo dental de forma diaria, hacen que sea más fácil desarrollar gingivitis.
  • Un historial familiar de enfermedades dentales puede ser un factor contribuyente en el desarrollo de la gingivitis.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad periodontal?

La enfermedad periodontal puede progresar sin ningún dolor, produciendo pocos signos obvios, incluso en las fases más avanzadas de la enfermedad. Aunque los síntomas de la enfermedad periodontal suelen ser sutiles, esta enfermedad no llega enteramente sin ninguna señal. Ciertos síntomas pueden apuntar a que existe alguna forma de dicha enfermedad. Estos incluyen:

  • Encías que sangran durante y después de haberse lavado los dientes
  • Encías rojas, hinchadas o sensibles
  • Mal aliento persistente o mal sabor de boca
  • Encías que se echan para atrás con facilidad
  • Formación de bolsas profundas entre los dientes y las encías
  • Dientes que están como sueltos o que se mueven con facilidad
  • Cambios en la forma que los dientes encajan cuando muerdes, o en el encaje de dentaduras parciales.

Incluso si no notas ningún síntoma, puede que aún así tengas algún grado de enfermedad de las encías. En algunas personas, al enfermedad de las encías puede afectar solo a ciertos dientes, como por ejemplo a los molares. Solo un dentista o un periodoncista pueden reconocer y determinar la progresión de la enfermedad de las encías.

¿Cómo diagnostica tu dentista la enfermedad periodontal?

Durante un examen periodontal, tu dentista o periodontista normalmente se fijará en:

  • Tus encías – para ver si sangran, si están hinchadas, si están firmes, y si tienen bolsas (espacios entre las encías y el diente; cuanto más grande y profundas sean las bolsas, más severa es la enfermedad)
  • Tus dientes – para ver la movilidad y la sensibilidad
  • Tu mordida – para ver si los dientes están bien alineados
  • Tu mandíbula – (por medio de rayos-x) para ayudar a detectar deterioro en el hueso que hay alrededor del diente

¿Cómo se trata la enfermedad periodontal?

Los objetivos del tratamiento periodontal son promover la readhesión de las encías sanas a los dientes; reducir el hinchazón, la profundidad de las bolsas, y el riesgo de infección; y para parar la progresión de la enfermedad. Las opciones de tratamiento dependen de la fase de la enfermedad, de cómo hayas respondido a tratamientos anteriores, y a tu estado de salud en general. La gama de opciones va desde terapias no quirúrgicas que controlan el crecimiento de la bacteria a operaciones quirúrgicas que reponen los tejidos de apoyo.

¿Cómo se puede prevenir la gingivitis?

La gingivitis puede invertirse en casi todos los casos cuando se practica un control de la placa apropiado. El control de la placa apropiado consiste en limpiezas profesionales por lo menos dos veces al año y cepillado de los dientes a diario además de uso de hilo dental. El cepillado de los dientes elimina la placa de la superficie de los dientes a la que llega el cepillo; el uso del hilo dental elimina las partículas de comida y la placa de entre los dientes y de debajo de la línea de las encías.

Otros cambios en cuanto a salud y estilo de vida que pueden reducir los riesgos, la severidad, y la velocidad a la que se desarrolla la enfermedad de las encías incluyen las siguientes:

  • Parar de fumar – el uso del tabaco es un factor de riesgo considerable para desarrollar periodontitis. Los fumadores tienen siete veces más la posibilidad de contraer periodontitis que la gente que no fuma, y fumar puede disminuir la posibilidad de éxito de algunos tratamientos.
  • Disminuye tu estrés – el estrés puede hacer que sea difícil para el sistema inmune de tu cuerpo para luchar contra las infecciones.
  • Mantén una dieta bien equilibrada – una nutrición apropiada ayuda a tu sistema inmune para luchar contra las infecciones. Comer alimentos con propiedades antioxidantes – por ejemplo, aquellas que contiene vitamina E (incluyendo los aceites vegetales, las frutos secos, y los vegetales de hoja verde) o vitamina C (incluyendo las frutas cítricas, el brócoli, y las patatas) pueden ayudar a tu cuerpo a reparar el tejido dañado.
  • Evita apretar y rechinar los dientes – estas acciones pueden poner un exceso de fuerza en los tejidos de apoyo de los dientes y pueden aumentar la velocidad a la que estos tejidos se destruyen.

La Academia Americana de Periodontología dice que un 30% de los americanos pueden ser susceptibles genéticamente a contraer la enfermedad de las encías, y pueden tener seis veces más posibilidades de desarrollar alguna forma de enfermedad de las encías. Si cualquiera de tu familia tiene la enfermedad de las encías, puede querer decir que tienes mayor riesgo. Si eres más susceptible a contraer la enfermedad de las encías, tu dentista o periodontista puede recomendarte que te hagas revisiones más frecuentes, limpiezas, y tratamientos para manejar mejor la enfermedad de las encías.

¿Es verdad que la enfermedad periodontal se ha vinculado con otros problemas de salud?

Según el Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), los investigadores han descubierto vínculos potenciales entre la enfermedad periodontal y otras enfermedades serias. En la gente que tiene un sistema inmune sano, la bacteria de la boca que consigue llegar a la sangre suele ser inofensiva. Pero bajo ciertas circunstancias, según el CDC, estos microorganismos se asocian con problemas para la salud como la apoplejía y las enfermedades del corazón. La diabetes no solo es un factor de riesgo para la enfermedad periodontal, sino que la enfermedad periodontal puede hacer que la diabetes empeore.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica. © Copyright 1995-2009 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. (1/3/2007...#s10950)


Cleveland Clinic Mobile Site