Treatments & Procedures

La Cirugía Estética y los Defectos Congénitos

El cuerpo humano es una obra de arte complicada, un sistema que depende fundamentalmente de un complejo proceso de desarrollo de los órganos y otras partes del cuerpo antes del nacimiento para que haya un funcionamiento y aspecto adecuados.

Pero ¿qué pasa cuando a la madre naturaleza le sale mal? Su complicado plan de alguna manera se desbarata. Cujando esto pasa, puede resultar en lo que comunmente se conoce como defectos congénitos. Cuando algo va mal mientras nos desarrollamos en el útero de nuestra madre, puede ocurrir cualquier cosa, incluyendo marcas de nacimiento, y varios defectos congénitos faciales que pueden variar en severidad desde leve a debilitante.

Seguidamente se muestra una lista de algunos de los problemas más comunes. Muchos se pueden tratar facilmente. Otros pueden requerir varias cirugías y una vida entera de dedicación para combatir los efectos. La gente que tiene defectos congénitos suelen también enfrentarse a desafíos psicológicos. Debido a esto, el asesoramiento psicológico puede ser una parte importante del tratamiento.

¿Cuáles son los defectos congénitos más comunes?
Las marcas de nacimiento

Hay muchos tipos diferentes de marcas de nacimiento que oscilan en severidad entre parches pequeños y descoloridos en la piel, a bultos que pueden causar desfiguramiento.

Paladar y labio leporino

Esta es la anormalidad facial más común. Los niños pueden nacer con el paladar leporino, el labio leporino, o pueden tener ambos.

La cirugía para corregir el problema depende de la severidad del defecto. Por ejemplo, en el caso de un labio leporino, el defecto puede variar de un labio ligeramente partido a completamente partido hasta la abertura de la nariz. Con un paladar leporino, la separación puede ser menor u ocurrir desde la parte frontal del paladar hasta la posterior. En algunos casos se necesitarán varias cirugías para corregir los defectos.

Defectos congénitos craneofaciales

Una persona también puede nacer con una anormalidad en el desarrollo de la cara o el cráneo – llamado defecto craneofacial. Mientras que la mayoría de los defectos craneofaciales se limitan a la cara o la cabeza, los casos más complicados pueden afectar a otras partes del cuerpo, causando, por ejemplo, dedos palmeados bien de las manos o los pies.

Una cirugía con un especialista altamente preparado puede a menudo ayudar a estas personas a conseguir una apariencia más normal y mejorar cualquier discapacidad causada por el defecto.

Defectos en los oídos

Las anormalidades en los oídos pueden ocurrir solas o acompañadas de otros defectos congénitos. En cualquier caso, puede afectar a la capacidad auditiva del niño. Algunos de los ejemplos de defectos en los oídos incluyen:

  • Anotia. Esta es la ausencia completa de cualquiera de las orejas. Esta deformidad se puede tratar usando injertos, mediante la inserción de cartílago para crear una oreja copn forma normal.
  • Microtia. Este es otro defecto en el que existe un bulto de tejido en el lugar donde normalmente estaría la oreja.
  • Otras enfermedades pueden inclluir la macrotia, que es una deformidad mayor del oído, u otras enfermedades como la "oreja ansiforme" o la "oreja de cáscara". Esta última enfermedad causa el desfiguramiento en la parte superior de la oreja. Esto se puede solucionar con una otoplastia.

En la artresia aural el canal externo del oido no se desarrolla correctamente.

Macrodactilia (tamaño anormal de los dedos de las manos o de los pies)

La macrodactilia es cuando el tamaño de los dedos de las manos o de los dedos de los pies es anormal. Esta enfermedad puede estar presente inmediatamente en el momento del nacimiento, o se puede desarrollar cuando el niño o niña tienen uno o dos años de edad.

La cirugía plástica reconstructiva se usa para corregir este defecto, pero el tratamiento depende en la salud general de tu hijo/hija y la severidad de su problema.

Ptosis palpebral (caída del párpado)

Esta enfermedad puede ser causada por el desarrollo anormal de los músculos, y puede afectar a uno o los dos ojos. Como con las otras enfermedades que hemos mencionado, la ptosis congénita puede ocurrir sola o como parte de un síndrome. Depenediendo en la severidad de la enfermedad, se puede tratar mediante cirugía via fleboplastia. Pero los niños que sufren de esta enfermedad pueden tener otros problemas, incluyendo ojo vago (ambliopia) o problemas de visión.

Sindactilia (dedos palmeados)

La sindactilia significa que los dedos de los pies o de las manos están palmeados. Si el rpoblema es en tus pies, lo más seguro es que no necesites cirugía para corregirlo. En cambio, si la enfermedad afecta a las manos del niño/niña, puede necesitar cirugía para que pueda disponer de la función de los dedos de las manos.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica. © 1995-2009 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. (6/19/2007...#s11008)


Cleveland Clinic Mobile Site