Services

800.223.2273

9:00 a.m.-3:00 p.m., M-F EST

Blood Transfusions

Una Guía Para el Paciente sobre Transfusiones de Sangre

¿Qué es una transfusión de sangre?

Una transfusión de sangre es cuando se da sangre donada a los pacientes con niveles anormales de sangre. El paciente puede tener niveles anormales de sangre debido a una pérdida de sangre por trauma o una operación quirúrgica, o como resultado de ciertos problemas médicos. La transfusión se hace con una o varias de las siguientes partes de la sangre: glóbulos rojos, plaquetas, plasma, o crioprecipitado.

¿Cuáles son las posibles ventajas de una transfusión sanguínea?

Si tu cuerpo no tiene la cantidad suficiente de uno de los componentes de la sangre, puedes desarrollar serias complicaciones mortales.

  • Los glóbulos rojos llevan oxígeno por el cuerpo hasta tu corazón y cerebro. La cantidad adecuada de oxígeno es muy importante para mantener la vida.
  • Las plaquetas y crioprecipitados ayudan a prevenir o controlar las hemorragias.
  • El plasma repone el volumen de la sangre y también puede ayudar a prevenir o controlar la hemorragia.

¿Cómo de seguras son las transfusiones de sangre?

A los donantes de sangre se les hace muchas preguntas acerca de su salud, su comportamiento, y su historial de viaje para segurar que el suministro de sangre es tan seguro como se pueda. Tan solo las personas que pasan el sondeo pueden donar. La sangre donada se analiza de acuerdo con las pautas nacionales. Si hay alguna duda sobre la fiabilidad y seguridad de la sangre, se tira. Sin embargo sigue habiendo una pequeña posibilidad de que algo pase inadvertido en el proceso de investigación. Para ver esto de manera objetiva, miremos las posibilidades de contraer una enfermedad de una transfusión sanguínea:

  • VIH: 1 de cada 2 millones de casos
  • Hepatitis C: 1 en 1 millón de casos
  • Hepatitis B: 1 en 137,000 casos

Para hacer una comparación, miremos las probabilidades de que te pasen otras cosas durante tu vida:

  • Que te alcance un rayo: 1 en 700,000
  • Un accidente aéreo mortal: 1 en 500,000
  • Un ahogamiento accidental: 1 en 80,000
  • Un accidente de auto mortal: 1 en 5,000

Riesgos y reacciones adicionales de las transfusiones:

  • Una reacción alérgica severa
  • Un error humano
  • Una contaminación bacteriológica
  • Lesiones Agudas de los Pulmones Relacionadas con la Transfusión (una reacción inmune que afecta a los pulmones de la persona)
  • Fiebre, escalofríos, sarpullidos
  • Una disminución temporal de la capacidad de luchar contra infecciones
  • Sobrecarga de líquidos

Estas reacciones pueden ser leves o severas. La mayoría de las reacciones leves no son mortales cuando se tratan con rapidez. Las reacciones severas a las transfusiones pueden ser mortales.

¿Hay alguna alternativa?

Las alternativas disponibles y cómo de bien funcionen dependerán de tu situación. Si necesitas una transfusión, a veces se pueden usar medicamentos para ayudar a tu cuerpo a producir tu propia sangre. Algunos medicamentos también se pueden usar para prevenir o controlar las hemorragias.

Si la pérdida de sangre es demasiado grande, o si estas en una situación que puede ser potencialmente mortal, estas alternativas puede que no funcionen lo suficientemente rápido como para ayudarte. En estos casos, no hay ninguna otra opción excepto la de recibir una transfusión.

Tienes derecho a rechazar la transfusión de sangre que tu médico haya encargado. Debes de estar al corriente de los riesgos y consecuencias de no aceptar una transfusión de sangre. Como paciente, tienes la responsabilidad de hablar con tu médico sobre esto antes de tomar una decisión. Muy a menudo, los riesgos que conlleva el no recibir una transfusión incluyen la muerte o incapacidad permanente.

¿Qué puedo esperar durante la transfusión?

La enfermera tomará tu presión sanguínea, tu pulso, y tu temperatura antes de que comience la transfusión. La sangre se dará de forma intravenosa. Habrá dos enfermeras a tu lado que controlarán la sangre antes de comenzar la transfusión.

Una enfermera tomará tu presión, pulso, y temperatura después de que la transfusión lleve funcionando durante 15 minutos, y más tarde de nuevo cuando se haya terminado la transfusión.

La transfusión durará entre 1 a 3 horas. Puede tardar un poco más, o incluso menos tiempo dependiendo de que componente (parte) de sangre estés recibiendo.

¿Cómo sé que estoy teniendo una reacción?

Durante una transfusión puede ocurrir una reacción, desde un día después de la transfusión hasta incluso varios meses después de la transfusión. Tu enfermera te vigilará de cerca para localizar cualquier reacción. Si ocurre una reacción, se parará la transfusión.

Si tienes cualquiera de los siguientes síntomas durante la transfusión díselo inmediatamente a tu enfermera:

  • Hemorragia, dolores, o moratones en la zona de la vía intravenosa
  • Dolor severo de la espalda
  • Fiebre, escalofríos
  • Náusea, vómitos
  • Sarpullido, urticaria, picazón
  • Dolor de cabeza, mareos
  • Piel fría y húmeda
  • Dolor de pecho
  • Latido del corazón rápido
  • Dificultad para respirar, resuello
  • Orina oscura o rojiza
  • Piel u ojos amarillentos
Después de la transfusión

Si desarrollas cualquiera de los síntomas mencionados después de la transfusión, puede que estés teniendo una reacción a la transfusión. Si estás en el hospital díselo a la enfermera o al médico inmediatamente.

Si te han dado de alta del hospital y desarrollas cualquiera de los síntomas mencionados ya, contacta con tu médico inmediatamente. Si no puedes contactar con tu médico, llama al 911 o ve a la sala de urgencias más cercana.

Después de tu transfusión, debes de descansar y cuidarte de no hacer esfuerzos excesivos por lo menos en las siguientes 24 a 48 horas. Una vez de que te den el alta, llama para hacer una cita de seguimiento con tu médico de familia.

Se puede encontrar más información

American Association of Blood Banks www.aabb.org

Referencias

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica. ©Copyright 1995-2011 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. Este documento fue revisado por última vez 4/11/2011 (#s14755)

Cleveland Clinic Mobile Site