Diseases & Conditions

¿Qué puedo hacer para que mi hijo/a tenga menos ansiedad acerca de su primera visita al dentista?

Los padres juegan un importante papel en hacer que la primera visita a la oficina del dentista de sus hijos sea una experiencia positiva. Cualquier ansiedad que muestren los padres será notada por los niños.

Para ayudar a que la visita al dentista vaya bien:

  • Cuéntale a tu hijo que va a tener una visita pero limita la cantidad de detalles que le des. Contesta las preguntas que te haga de manera sencilla, respuestas que vayan al grano. Deja al dentista que conteste a las preguntas más complejas y detalladas. Los dentistas están preparados para describirles las cosas a los niños de manera que no sean amenazadoras y con un lenguaje que sea fácil de comprender.
  • No le digas al niño que algo le dolerá o que será doloroso.
  • No le cuentes a tu hijo nada acerca de las experiencias dentales desagradables que hayas podido tener.
  • Al hablar con tu hijo haz hincapié en lo importante que es mantener unos dientes y encías sanas y que el dentista es un médico cuyo trabajo es ayudarnos a conseguirlo.
  • No le prometas un premio por ir al dentista.

Ten en cuenta que es perfectamente normal que los niños tengan miedo – algunos tienen miedo de separarse de sus padres, otros tienen miedo de aquello que no conocen, y otros tienen miedo de que les hagan daño. Un dentista que trata a los niños sabrá cómo tiene que tratar los miedos y las ansiedades del niño y ayudarle a calmarse.

¿Qué técnicas puede usar el dentista para calmar a los niños ansiosos?

Los miedos de los niños se pueden expresar de varias maneras. Algunos niños pueden llorar, otros pueden tener pataletas. Los dentistas usan muchas técnicas para aliviar los miedos de los niños, incluyendo las siguientes técnicas de manejo del comportamiento:

  • Control de la voz – el dentista usa una voz amigable, que puede volverse más firme si es necesario.
  • Instrucciones simples – el dentista usará palabras simples (decir, enseñar, hacer) para explicar el procedimiento y puede demostrarlo en una muñeca o en otra persona antes de hacerlo en el niño.
  • Refuerzo positivo – el dentista usa elogios y cumplidos para recompensar el buen comportamiento.
  • Distracción – el dentista cuenta una historia para meter al niño en una conversación y atraer la atención del niño y alejarla del trabajo que está haciendo.
  • Comunicación no verbal – el dentista usa lenguaje corporal, como una sencilla sonrisa o un ceño fruncido, para reforzar el comportamiento positivo y desanimar el comportamiento negativo.
  • Sedación – el dentista puede usar sedativos para ayudar al niño a relajarse y estar más cómodo, si es necesario. Los dos tipos más comunes de sedativos que se pueden usar en los niños son el óxido de nitrógeno ("gas de la risa") y un sedativo oral (como Valium).

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica. © 1995-2009 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. (7/10/2007...#s10962)


Cleveland Clinic Mobile Site