Diseases & Conditions

800.223.2273

9:00 a.m.-3:00 p.m., M-F EST

Pneumonia

La Neumonía

air passages

La neumonía es una infección en uno o los dos pulmones que puede ser causada por varios tipos diferentes de gérmenes, como por ejemplo:

  • Bacterias
  • Virus
  • Hongos (moho) (no común)

La neumonía causa hinchazón (inflamación) en la vías respiratorias y causa que los sacos de aire de los pulmones se llenen de mucosa y otros líquidos, haciendo difícil que el oxígeno llegue a la sangre.

La gente que está sana en otros sentidos se recupera rápidamente cuando se les da los cuidados apropiados con rapidez. Sin embargo, la neumonía es una condición seria. Tienes mayor riesgo si:

  • Fumas
  • Tienes más de 65 años
  • Tienes una enfermedad crónica, especialmente una que afecte a la corazón, los pulmones, o los riñones (como COPD, diabetes)
  • Tienes un sistema inmune debilitado de cualquier razón (debido a los medicamentos, cáncer, o transplante)
  • Tienes problemas para tragar
  • Has tenido una operación o procedimiento quirúrgico recientemente
  • Has tenido neumonía que no se ha tratado
airway

Si no estás seguro de si cualquiera de estas situaciones se puede aplicar a tu caso, coméntalo con tu médico.

Cómo funcionan tus pulmones

El trabajo más importante de tus pulmones es coger oxígeno para tu sangre y eliminar el dióxido de carbono. Esto ocurre durante la respiración. Respiramos de 12 a 20 veces por minuto cuando no estamos enfermos. Cuando aspiras, el aire viaja por la parte trasera de tu garganta a través de tu caja de voz y hasta tu gaznate (tráquea). Tu tráquea se divide en dos vías de aire (tubos bronquiales). Uno de los tubos bronquiales lleva al pulmón izquierdo. Para que los pulmones hagan el mejor trabajo posible, las vías respiratorias necesitan estar abiertas cuando respires hacia dentro y hacia fuera. El hinchazón (inflamación) y las mucosas pueden hacer que sea más difícil que se mueva el aire a través de las vías respiratorias, haciendo que la respiración sea más difícil. Esto lleva a falta de aire, dificultad para respirar, y sentirse más cansado de lo normal.

  Neumonía Bacteriana Neumonía Viral
¿Qué es? La neumonía bacteriana la causan las bacterias. El germen estreptococo pneumoniae es la causa más común de neumonía bacteriana. La neumonía viral la causan los virus. Cerca de la mitad de toda la gente que sufre de neumonía tienen neumonía viral. La neumonía viral suele ser menos seria que la neumonía bacteriana.
¿Cuales son las señales y los síntomas? Los síntomas de la neumonía bacteriana pueden desarrollarse gradualmente o de repente. Estos síntomas incluyen:
  • Fiebre alta (hasta los 105 grados)
  • Cansancio (menos energía)
  • Respiración rápida
  • Escalofríos
  • Tos con mucosa (puede ser verde o tener sangre)
  • Dolor de pecho, especialmente cuando se tose o se respira profundamente
  • Falta de aliento
  • Pérdida del apetito
Los síntomas se suelen desarrollar a través de un período de varios días. Los primeros síntomas son parecidos a los de la gripe, que incluyen:
  • Fiebre
  • Tos seca
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Pérdida del apetito
  • Dolor de músculos
Más síntomas que aparecen como un día después:
  • Fiebre alta
  • Tos con mucosa
  • Falta de aliento
Cuál es el tratamiento?

La neumonía bacteriana se suele tratar con antibióticos.

En algunos casos, el paciente puede quedarse en el hospital para el tratamiento. Los tratamientos del hospital incluyen:

  • Oxígeno
  • Líquidos y medicamentos que se dan por vía intravenosa
  • Tratamientos respiratorios y ejercicios para ayudar a soltar la mucosidad

Los medicamentos para el dolor y la fiebre también pueden ayudar.

Con el tratamiento, la neumonía bacteriana suele mejorar entre 24 a 48 horas.

No se usan antibióticos para luchar contra los virus, pero pueden administrarse para luchar contra una infección bacterial que también esté presente.

La estancia en el hospital para la neumonía viral es menos común que con la neumonía bacteriana.

También pueden ayudar los medicamentos para el dolor y la fiebre.

Tu médico te puede recetar otros medicamentos y terapias como tratamientos de respiración y ejercicios para soltar la mucosidad.

Los síntomas suelen empezar a mejorar unos días después de empezar el tratamiento.

Lo más importante es terminar todos los medicamentos y terapias según te las hayan recetado. Esto te ayudará a quitar la infección por completo y prevenir que vuelva.

  Neumonía Bacteriana Neumonía Viral
¿Cómo puedo prevenir?

Hay una vacuna (inyección) para la neumonía disponible para la causa más común de neumonía bacteriana (el germen del estreptococo pneumoniae). Pregunta a tu médico acerca de esta vacuna.

Ponerse la vacuna (inyección) de la gripe (shot) una vez al año también puede ayudara a prevenir la neumonía bacteriana.

Que te den la vacuna (inyección) de la gripe cada año. Las vacunas de la gripe están preparadas para protegerte contra la cepa del virus de ese año.

Tener la gripe puede hacer que sea más fácil contraer neumonía bacteriana.

  • No fumes, y evita el humo de segunda mano.
  • Lávate las manos antes de comer, antes de manejar alimentos, cuando uses el servicio, y después de haber estado fuera.
  • Evita estar alrededor de gente que esté enferma. Pídeles que te visiten cuando se sientan mejor.
  • Come una dieta saludable, haz ejercicio, y descansa lo suficiente.
  • Cuéntale al médico si tienes dificultad para tragar.
  • Sigue el tratamiento para cualquier otra infección o enfermedad que tengas.
  • No bebas alcohol en grandes cantidades.
Contacta con tu médico si crees que tienes síntomas. No esperes a que se empeoren los síntomas, porque puedes desarrollar una condición de emergencia.

¿Qué debo de hacer para mejorar?

  • Termina TODOS los medicamentos y terapias que te hayan recetado.
  • Bebe líquidos templados para aliviar la tos.
  • Descansa. No apresures tu recuperación. Puedes tardar semanas en recuperar tu fuerza por completo.

Eres el único que sabe con seguridad si te estás sintiendo mejor. Si en cualquier momento te sientes peor, contacta con tu médico inmediatamente.

ZONAS DE NEUMONÍA  
Cuidado Personal
  • Toma TODOS los medicamentos como te los hayan recetado.
  • Bebe líquidos templados (como té) para aliviar la tos.
  • Descansa. No intentes acelerar tu recuperación. Puede tomarte semanas el recuperar tu fortaleza habitual.
  • No fumes, y evita el humo de segunda mano.
  • Come una dieta saludable.
  • No bebas mucho alcohol.
  • Evita estar alrededor de la gente que esté enferma.
Zona Verde TODO DESPEJADO – Esta zona es tu meta.
Tus síntomas han desaparecido, son leves, o están mejorando.
  • NO TIENES estos síntomas de nuevo o que empeoren:
    • Falta de aliento o cansancio (menos energía)
    • Dolor de pecho
    • Mucosidad, fiebre, o tos
Zona Amarilla CUIDADO – Esta zona es una zona de advertencia.
Llama a tu médico si:
  • Tienes estos síntomas de nuevo, o están empeorando:
    • Falta de aliento cuando haces actividades o cuando te tumbas
    • Mucosidad, fiebre, o tos
    • Cansancio (menos energía)
  • Hay un cambio en tu apetito (menos hambre)
  • Te encuentras incómodo y sabes que hay algo que no está bien
Médico al que llamar:
Zona Roja EMERGENCIAS
Véte a la sala de urgencias o llama al 911 si:
  • Tienes dificultades para respirar o tienes falta de aliento cuando estás quieto sin moverte.
  • Tienes dolor de pecho de nuevo, o el dolor de pecho está empeorando
  • Estás confundido y no puedes pensar con claridad

Es importante que tengas una visita con tu médico una semana (7 días) después de que salgas del hospital, incluso si te encuentras bien. Por favor mantén la cita que hayas hecho:

Día: _______________________________ Hora: ______________________

Referencias:

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica. © Copyright 1995-2013 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. (8/14/2012...#s9378)


Cleveland Clinic Mobile Site