Diseases & Conditions

800.223.2273

9:00 a.m.-3:00 p.m., M-F EST

Hip Fractures & Osteoporosis

Fracturas de Cadera en las Personas Mayores

Las caídas son comunes, y a menudo sucesos temidos en la vida de las personas mayores o ancianos. A parte de que pueden resultar en as lesiones obvias e incluso en la muerte, caerse puede causar un amplio abanico de consecuencias, incluyendo la pérdida de la independencia, un deterioro mental, y una disminución de la actividad y movilidad.

Las caídas son la causa principal de lesiones mortales y no mortales en la gente mayor en los Estados Unidos. Cada año, más de 11 millones de personas de más de 65 años se cae – eso es una de cada tres personas de la tercera edad.

El tratamiento de las lesiones y las complicaciones asociadas con las caídas cuestan más de 20 billones de dólares cada año. De momento ya es una preocupación seria en cuanto a salud nacional, pero el aumento de las caídas y las lesiones podría alcanzar niveles de epidemia a medida que la población va envejeciendo.

Afortunadamente, las investigaciones han demostrado que la mayoría de las caídas se pueden prevenir. Muchos de los factores de riesgo médicos que causan las caídas se pueden controlar. Tomar precauciones sencillas comunes puede reducir, e incluso eliminar, esta seria amenaza a la salud y al bienestar de las personas mayores o ancianos.

¿Quién se cae?

Las que tienen un alto riesgo son las mujeres de más edad, especialmente las mujeres caucásicas. El número de caídas y la severidad de las lesiones aumenta con la edad y en los ancianos que, por cualquier razón, experimentan una pérdida de la condición física, la movilidad y el equilibrio. La gente que usa muchas recetas médicas y medicamentos sin receta (polifarmacia) se cae más a menudo. El uso de alcohol a menudo contribuye a los problemas de las caídas. Aquellos que sufren de afecciones médicas que afectan a su equilibrio y a su capacidad de caminar, como la gente que sufre de la enfermedad de Parkinson y los que han tenido un ataque de apoplejía, también son vulnerables.

¿Dónde ocurren las caídas?

Aunque puedes suponer que las caídas van a ocurrir con las actividades arriesgadas, como caminar al aire libre o cuando el tiempo es malo, la mayoría de las caídas (más del 60%) ocurren en la casa. Las caídas en la comunidad son sólo el 30%, y nada más que el 10% de las caídas ocurren en instituciones como en residencias de la tercera edad. Recuerda que las caídas pueden pasar en cualquier momento, en cualquier lugar, y a cualquiera, incluso cuando la persona está haciendo actividades normales.

Prevenir las caídas

Prevenir las caídas es importante a cualquier edad, pero es especialmente importante para aquellos que tienen osteoporosis porque sus huesos son más frágiles y se rompen con más facilidad. Cada año, alrededor de un tercio de los individuos de más de 65 años de edad en adelante, se caerá, y algunos se quedarán discapacitados debido a los huesos rotos que pueden resultar. En muchos casos, una caída puede estar precipitada por medicamentos como sedativos, relajantes musculares, y medicamentos para la presión sanguínea que pueden causar mareos, aturdimiento, o pérdida del equilibrio. Cuando se usan dos o más medicamentos combinados, estos efectos secundarios pueden agravarse. Las caídas también pueden ser el resultado de una disminución del sentido del oído, de la visión, de la fuerza muscular, de la coordinación, y de los reflejos, así como de las enfermedades que afectan al equilibrio.

Qué hacer para disminuir tus riesgos de caerte
  • Hacer visitas de seguimiento habituales – Que te hagan una evaluación médica y te den el tratamiento apropiado para las enfermedades que te están causando los cambios físicos. No asumas que simplemente estás "envejeciendo".
  • Pisos (suelos) – quita todos los cables sueltos, cordones, y alfombrillas. Reduce al mínimo el desorden. Asegúrate de que las alfombras están bien sujetas y planas. Mantén los muebles en su lugar habitual.
  • Cuarto de baño – Instala raíles o agarraderas y suelo antideslizante en la bañera o ducha.
  • Luces – Asegúrate de que los pasillos, las escaleras, y las entradas estén bien alumbradas. Instala una luz de noche en tu cuarto de baño. Pon las luces si te levantas en la mitad de la noche.
  • Cocina – Instala alfombrillas no deslizantes cerca del fregadero y de la estufa. Limpia lo que se haya derramado inmediatamente.
  • Escaleras – Asegúrate de que los escalones (o pasos), las barandillas, y las alfombras estén bien aseguradas.
  • Otras precauciones – Ponte zapatos resistentes y con suela de goma. Toma una cantidad mínima de bebidas alcohólicas. Pregunta a tu médico a ver si cualquiera de los medicamentos que tomas puede hacer que te caigas. Evita los comportamientos peligrosos. No te vuelvas excesivamente miedoso a caerte, ya que el miedo sólo fomentará la inactividad y la inmovilidad.
  • Actúa – La inactividad es peligrosa. Los ejercicios mejoran la fuerza, el equilibrio, la coordinación, y la flexibilidad, que son cosas que te pueden ayudar a no caerte en primer lugar.

¿Qué es la osteoporosis? (Huesos quebradizos)

La osteoporosis es una enfermedad debilitante que se puede prevenir y tratar. La osteoporosis causa que los huesos se vuelvan frágiles, por lo tanto, más probabilidades de que se rompan. Si no se previene, o si se deja sin tratar, la osteoporosis puede progresar sin dolor hasta que se rompa un hueso. Estos huesos rotos, también conocidos como fracturas, ocurren típicamente en la cadera, la columna vertebral, y la muñeca.

Cualquier hueso se puede ver afectado, pero una preocupación especial son las fracturas de cadera o columna. Una fractura de cadera casi siempre requiere una hospitalización y una cirugía importante. Puede impedir la habilidad de una persona de andar sin ayuda y puede causar discapacidad prolongada o permanente – o incluso la muerte. Las fracturas de la columna o vertebrales también tienen serias consecuencias, incluyendo una pérdida de altura, dolor severo en la espalda, y deformidad.

Hay millones de americanos en riesgo de desarrollar osteoporosis. Aunque las mujeres tienen cuatro veces más posibilidades que los hombres de desarrollar esta enfermedad, los hombres también sufren de osteoporosis.

¿Quién tiene el riesgo de tener osteoporosis?

Hay muchos factores que deciden quien puede desarrollar osteoporosis. El primer paso en la prevención es decidir si tú tienes riesgo. Los factores de riesgo incluyen:

  • La edad – Cuanto más mayor seas, mayor es el riesgo de tener osteoporosis. Tus huesos se vuelven débiles y menos densos a medida que envejeces.
  • El género – Tus posibilidades de desarrollar osteoporosis son mayores si eres una mujer. Las mujeres tienen menos tejido óseo y pierden hueso más rápidamente que los hombres debido a los cambios que ocurren durante la menopausia.
  • La raza – Las mujeres caucásicas y asiáticas tienen más probabilidades de desarrollar osteoporosis. No obstante, las mujeres afro americanas y las hispanas tienen un riesgo importante de desarrollar la enfermedad.
  • La estructura de tus huesos y tu peso corporal – Las mujeres con huesos pequeños y delgadas tienen más riesgo.
  • El historial menopáusico/menstrual – La menopausia normal o temprana (que haya llegado naturalmente o debido a una cirugía) aumenta tus riesgos de desarrollar osteoporosis. Además, las mujeres que paran de menstruar antes de la menopausia debido a enfermedades como la anorexia o la bulimia, o debido a una cantidad excesiva de ejercicio físico, también pueden perder tejido óseo y desarrollar osteoporosis.
  • Estilo de vida – Aumentas tus posibilidades de desarrollar osteoporosis si fumas, bebes demasiado alcohol, consumes una cantidad poco adecuada de calcio, o no hace ningún ejercicio que involucre llevar peso.
  • Medicamentos y enfermedades – La osteoporosis está asociada a ciertos medicamentos (como las medicinas parecidas a la cortisona), y es una complicación reconocida de un gran número de afecciones médicas, incluyendo las enfermedades endocrinas (el tener una glándula tiroidea hiperactiva), la artritis reumatoide, y la inmovilidad.
  • Historial familiar – La susceptibilidad a las fracturas puede ser, en parte, una cosa hereditaria. Las mujeres jóvenes cuyas madres tengan un historial de fracturas vertebrales también suelen tener una masa de hueso reducida.
Entendiendo el hueso y la salud ósea

Es importante entender que el hueso no es una estructura dura y sin vida. Es, de hecho, un tejido complejo y vivo. Nuestros huesos nos dan el soporte estructural para nuestros músculos, protegen los órganos vitales, y almacenan el calcio esencial para la densidad de los huesos y su fuerza.

Debido a que los huesos están cambiando constantemente, pueden curarse y por eso les puede afectar nuestra dieta y el ejercicio que hagamos. Hasta más o menos la edad de 35 años, tu cuerpo construye y almacena hueso de manera eficiente. Luego, como parte del proceso natural de envejecimiento, tus huesos empiezan a romperse más rápido de lo que se forma el nuevo hueso. En las mujeres, la pérdida de hueso se acelera después de la menopausia, cuando los ovarios paran de producir estrógeno – la hormona que protege contra la pérdida de hueso.

Evaluar la salud de tus huesos

Para determinar si tienes osteoporosis o si puedes tener riesgo de desarrollar la enfermedad, tu médico te preguntará una serie de preguntas acerca de tu estilo de vida y tu historial médico. Tu médico querrá saber si alguien en tu familia ha sufrido de osteoporosis o si se han roto algún hueso.

Basándose en una evaluación médica completa, tu médico te puede recomendar que vayas a que te midan tu masa ósea. Una medición de tu masa ósea es la única manera de ver si tienes osteoporosis. Las pruebas especializadas llamadas pruebas de densidad ósea pueden medir la densidad de los huesos en varios sitios del cuerpo. Si las pruebas se llevan a cabo en intervalos de un año o más, puede detectarla osteoporosis antes de que ocurran las fracturas, predecir tu probabilidad de hacerte una fractura en el futuro, determinar el ritmo al que vas perdiendo hueso, y/o vigilar los efectos del tratamiento.

¿Qué pasa si tengo osteoporosis?

Aunque no hay cura para la osteoporosis, hay paso que se pueden tomar para ralentizar el proceso. (Ten en cuenta que estas sugerencias se hacen en el contexto de posiblemente prevenir las fracturas de cadera en los ancianos.)

Los expertos recomiendan 1,500 mg de calcio al día para las mujeres. El calcio se debe de tomar con vitamina D (1,000 UI al día). Aunque el ejercicio es bueno para alguien con osteoporosis, no debería de poner ninguna presión repentina o excesiva en tus huesos. Debes de tener cuidado cuando levantes objetos pesados, como las bolsas de la compra, o a los niños pequeños, etc.

Si tienes osteoporosis es importante que minimices tus probabilidades de romperte un hueso. Toma los pasos necesarios para prevenir las caídas. Como un seguro extra contra las fracturas, tu médico te puede recomendar un tipo específico de ejercicio para fortalecer y soportar tu espalda.

Guía para la prevención de la osteoporosis
  • Todas las mujeres deben de recibir consejos en cuanto a sus factores de riesgo para la osteoporosis. La osteoporosis es un factor de riesgo silencioso para las fracturas, del mismo modo que la hipertensión (presión sanguínea alta) lo es para el derrame cerebral o la apoplejía.
  • Todas las mujeres post-menopáusicas que tienen una fractura deben de tener una prueba para ver si tienen osteoporosis usando el método de densidad mineral ósea - en el hueso. Esta prueba mostrará la severidad de la enfermedad.
  • Todas las mujeres post-menopáusicas de 65 años de edad o mayores deben de tener una prueba de densidad mineral ósea independientemente de los factores de riesgo adicionales. Las mujeres de este grupo deben de mantener una dieta adecuada de calcio (al menos 1,500 mg al día, usando suplementos si es necesario) y vitamina D (1,000 UI al día).
  • Toda la gente con riesgo de osteoporosis debe de hacer ejercicios de levantamiento de peso y de fortalecimiento de los músculos para reducir el riesgo de caídas y fracturas.
  • Evita el tabaco y bebe alcohol con moderación.
  • Todas las mujeres post- menopáusicas que tienen fracturas de la columna vertebral (espina dorsal) o de la cadera deben de ser consideradas candidatas para tener un tratamiento contra la osteoporosis.
  • Las mujeres que no tengan otros factores de riesgo y cuya puntuación de la T (T-score) en la densidad mineral ósea está por debajo de -2.0 deben de empezar una terapia para reducir el riesgo de fracturas. Las mujeres cuya puntuación de la T (T-score) en la densidad mineral ósea esté por debajo de -1.5 y que tengan otros factores de riesgo deben de comenzar la terapia para reducir los factores de riesgo.
  • Las opciones en cuanto a tratamiento farmacológico (medicamentos) para la prevención o tratamiento de la osteoporosis es la terapia de reemplazo de estrógeno, Evista®, Fosamax®, Actonel®, y el difusor nasal Miacalcin®.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica. ©Copyright 1995-2010 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. (7/6/2009...#s10577)


Cleveland Clinic Mobile Site