Diseases & Conditions

800.223.2273

9:00 a.m.-3:00 p.m., M-F EST

Rebound Headaches

Dolores de Cabeza de Rebote

Cuando aparecen los dolores de cabeza, la mayoría de la gente va al armario de las medicinas o a su farmacia local y se toman un analgésico que no necesita receta médica, como paracetamol, iboprufeno, aspirina o medicamentos para aliviar el dolor que contengan cafeína.

Es verdad que los analgésicos sin receta médica ayudan a mejorar el dolor de cabeza, pero deben de tomarse con mucho cuidado porque a veces pueden empeorar el dolor de cabeza si no se toman correctamente. El uso excesivo o mal uso de la medicación analgésica – como exceder las cantidades indicadas en las instrucciones (como tomar el medicamento tres o más días por semana) o no seguir las instrucciones de tu médico – puede causar que te de o “rebotes” a un nuevo dolor de cabeza. Cuando el efecto de la medicación se acaba, puede que sientas un síndrome de abandono, que te lleva a tomar más medicación. Y así, el ciclo continúa hasta que empiezas a sufrir de dolores de cabeza crónicos diarios con dolor más severo y ataques más frecuentes.

El uso excesivo de los analgésicos interfiere con el centro del cerebro encargado de regular el flujo de los mensajes de dolor al sistema nervioso, empeorando los dolores de cabeza.

Este síndrome de rebote es especialmente peligroso si tus medicamentos contienen cafeína, que normalmente se incluye en muchos de los medicamentos para acelerar la reacción de los ingredientes. La cafeína en los medicamentos puede ser beneficiosa, pero combinada con otra cafeína que se consume de otras fuentes (café, té, refrescos o chocolate) te hace más vulnerable a tener dolores de cabeza de rebote.

Además de los dolores de cabeza de rebote, el uso excesivo de analgésicos puede llevar a la adicción, a dolor más intenso cuando los efectos del medicamento se han pasado, y posibles efectos secundarios muy serios.

¿A quién afecta los dolores de cabeza crónicos inducidos por los analgésicos?

Cualquier paciente con un historial de dolores de cabeza tensionales, migrañas o migrañas transformadas puede ser afectado por los dolores de cabeza de rebote si usan ciertos medicamentos excesivamente. Algunos pacientes – aunque son pocos en número – pueden tener dolores de cabeza de rebote debido al uso excesivo de los analgésicos, aun sin saber que eran sufridores de dolores de cabeza.

¿Qué analgésicos son la causa de los dolores de cabeza de rebote?

Muchos de los medicamentos de alivio inmediato, cuando se toman en cantidades lo suficientemente grandes, pueden ser responsables de causar dolores de cabeza de rebote.

Algunos estudios han demostrado que algunos de los medicamentos que antes se pensaba que eran “seguros” son los culpables más probables. Entre estos medicamentos están la aspirina, medicamentos para el alivio sinusal, el paracetamol, medicamentos anti-inflamatorios sin esteroides (NSAIDs), sedantes para dormir, codaína, narcóticos con receta médica, y una combinación de remedios para el dolor de cabeza que se compran sin receta médica y contienen cafeína (como Anacin, Excedrin, Bayer Select y otros). Otros medicamentos que se suelen asociar con los dolores de cabeza de rebote son preparaciones de ergotamina (cafergot, Migergot, Engomar, Bellergal-S, Bel-Phen-Ergot S, Phenerbel –S, Ercaf, Wigraine y Cafatine PB), analgésicos de combinaciones de butalbital (Goody’s Headache Powder, Supac, Excedrin) y opiatos (codaína). Los triptanos, que son medicamentos específicos para las migrañas e incluyen Imitrex, Zomig, Maxalt, Relpax, Axert, Frova y emerge si se toman más de 2 veces a la semana también pueden causar dolores de cabeza de rebote.

Mientras que tomar cantidades pequeñas de estos medicamentos a la semana puede ser seguro (y efectivo) – en algún momento el uso continuo de los medicamentos puede llevar al desarrollo de dolores de cabeza de pequeño grado que no acaban de desaparecer.

No se recomienda tomar más cantidad o dosis más frecuentes de los medicamentos de alivio inmediato. Además de exponer al paciente a niveles más altos de los ingredientes dañinos del medicamento, también hace que el dolor de cabeza empeore y continúe indefinidamente.

¿Cuál es el tratamiento para los dolores de cabeza de rebote inducidos por analgésicos?

Los dolores de cabeza de rebote son un síndrome progresivo, lo que quiere decir que pueden seguir empeorando hasta recibir el tratamiento adecuado.

Es importante reconocer lo que pasa y buscar atención médica de un especialista en dolores de cabeza.

Normalmente, para de tomar la medicación o disminuir la dosis de la misma gradualmente te llevará a tener dolores de cabeza más controlables por medio de la cuidadosa administración de medicamentos abortivos o preventivos. Probablemente te pedirán que anotes los síntomas de los dolores de cabeza además de la frecuencia y duración de los dolores de cabeza.

Algunos pacientes necesitarán una “desintoxicación” monitorizada más cuidadosamente con medios médicos. Los pacientes que tomen grandes dosis de sedativos hipnóticos, pastillas para el dolor de cabeza que contengan combinaciones de sedativos o narcóticos como codaína u oxycodona quizás necesiten ingresar en un hospital para desintoxicarse y recuperarse bajo supervisión.

Desgraciadamente, para muchos de los sufridores de dolores de cabeza crónicos diarios, la desintoxicación durante las primeras semanas lleva a un incremento de los dolores de cabeza. Es por eso que la supervisión y tratamiento de un especialista en dolores de cabeza es tan importante.

Eventualmente, los dolores de cabeza desaparecen y retoman su naturaleza intermitente que tenían previamente. Es entonces cuando los pacientes sienten cómo los medicamentos preventivos con receta médica son más efectivos.

¿Cómo se pueden prevenir los dolores de cabeza de rebote?

Siempre sigue las instrucciones de las etiquetas de tus medicamentos y los consejos de tu médico.

Usa los medicamentos para aliviar el dolor solo si los necesitas. Tomas la dosis más pequeña que necesites para aliviar tu dolor. No uses medicamentos para aliviar el dolor de cabeza más de una o dos veces a la semana, a menos que tu médico te lo ordene.

Antes de tomar cualquier medicamento sin necesidad de receta médica, incluyendo analgésicos y antihistaminas, pregunta a tu médico si la medicación tiene riesgo de interactuar con los medicamentos que te haya prescrito tu médico.

Evita tomar los productos que contengan cafeína mientras estés tomando medicación para aliviar el dolor, especialmente si estás tomando medicamentos que contengan cafeína.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. © 1995-2009 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. (10/3/2006...#s6170)


Cleveland Clinic Mobile Site