Diseases & Conditions

800.223.2273

9:00 a.m.-3:00 p.m., M-F EST

Coping with COPD

Haciendo Frente a EPOC

Al realizar cambios en tu estilo de vida y en las actividades de la vida diaria, tu puedes tomar un papel activo para tratar tu EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y ayudar a mejorar su salud. Puedes reiniciar tus actividades normales cuando te sientas mejor, pero sigue las pautas de actividad prescritas por tu médico. Aumenta tus actividades lentamente cuando tus síntomas disminuyan, y escucha siempre a tu cuerpo, así sabrás cuándo es hora de tomar un descanso.

Volver a trabajar

Si has estado en el hospital por tu EPOC, tu médico te dirá cuán pronto puedes volver al trabajo después de irte a casa. Tu regreso al trabajo estará basado en tu salud en general y síntomas, así como tu ritmo de recuperación.

Debes de intentar trabajar mientras puedas. Si tienes un trabajo que requiere mucho esfuerzo físico, necesitarás cambiar algunas de tus actividades relacionadas con el trabajo. Esto puede implicar un curso de recapacitación o reaprendizaje para el trabajo o declararse incapacitado. Habla con tu médico sobre el tipo de trabajo que haces. Tu médico puede ayudarte a decidir si tu trabajo afecta a tu condición del pulmón y si necesitas realizar cambios.

Cuida tu salud emocional

Tu diagnóstico de EPOC, tus síntomas, tus cambios en su energía y tu preocupación por el futuro pueden causarte a tí y a tus seres queridos sentimientos de enojo, depresión, preocupación o hacerte sentir abrumado. Tus preocupaciones son normales. Mientras comienzas a tomar las riendas de tu salud y a realizar cambios positivos, te daráa cuenta de que estas emociones se empiezan a debilitar. Sin embargo, si las sensaciones negativas continúan interfiriendo con tu capacidad para gozar de la vida, habla con tu médico. El asesoramiento profesional de un psicólogo puede ayudarte a sentirte mejor.

Si piensas en el suicidio o te siente sin valor o desamparado, comunícaselo enseguida a tu médico o a un grupo de emergencia de salud mental.

Consejos para ayudarte a superar la depresión:

  • Vístete todos los días
  • Sal y camina siempre que sea posible.
  • Continúa con tus actividades o pasatiempos con los que disfrutas.
  • Permanece en comunicación con otros. Intenta no alejarte de tus amigos y familia. Involúcralos en tus citas de cuidados médicos.
  • Comparte tus sentimientos con tu pareja, un amigo o pastor.
  • Duerme lo suficiente.
  • Sigue tu plan de tratamiento.
  • Establece y sigue un horario diario que sea realista.
  • Únete a un grupo de apoyo para la gente con tu enfermedad.

Habla con tu médico

Tu médico te ayudará a manejar tu salud. Para obtener el mayor beneficio de tus citas con el médico:

  • Haz una lista de lo que deseas hablarle y anota las respuestas que te dé tu médico.
  • Lleva un diario para registrar los cambios en tu enfermedad y cómo te sientes. Llévalo a tus visitas con tu médico.
  • Pregunta por otros servicios médicos que puedan beneficiarte, tal como terapia física, terapia ocupacional, el asesoramiento psicológico, o una consulta dietética.

Fomente una relación de ternura sexual con su pareja

La EPOC puede afectar todos los aspectos de tu vida, incluyendo tener la energía, el deseo, o la capacidad de participar en las actividades sexuales. Ten presente que, una relación sexual es tanto física como emocional. Los siguientes consejos pueden fomentar las relaciones íntimas:

  • Habla abiertamente con su pareja.
  • Encuentra diversas maneras para demostrar el afecto.
  • Ten sexo cuando te encuentre descansado y te sienta físicamente cómodo.
  • Ten expectativas realistas acerca del funcionamiento sexual. Puede que necesites modificar tus prácticas sexuales a fin de disminuir la energía requerida.
  • Se cariñoso, amoroso y honesto.
  • Tus medicinas pueden afectar la excitación y funcionamiento sexual. Habla con tu médico acerca de tus preocupaciones.
  • Utiliza un broncodilatador inhalado antes de la actividad sexual, es una buena idea. El broncodilatador relaja las vías aéreas y mejora la respiración. Respirar oxígeno antes o durante la actividad sexual también puede ser de ayuda.

La cantidad de energía que se requiere para llevar a cabo actividades sexuales con tu pareja es similar a subir cerca de dos pisos en las escaleras o caminar cerca de un kilómetro a paso enérgico. Si no puedes realizar estas actividades sin llegar cansado o falto de aliento, habla con tu médico antes de participar en una actividad sexual.

Busca la ayuda de tu familia

El apoyo de la familia y de los amigos es muy importante. La ayuda de nuestros amigos y familiares es el factor más importante contra la tensión o el estrés. Aquí hay algunos consejos que puedes ofrecer a tu familia o amigos cuando te preguntan cómo pueden ayudarte. La familia y los amigos pueden:

  • Ayudarte a permanecer tan activo e independiente como sea posible.
  • Proporcionarte apoyo emocional.
  • Ayudarte con los quehaceres de casa y con compras de comestibles y otras diligencias necesarias.
  • Aprender acerca de tu enfermedad y su tratamiento a través de asistir a las citas médicas contigo.
  • Proporcionar estímulo y ayuda para que sigas con tu plan de tratamiento.

Reduce la tensión

El estrés y la ansiedad pueden producirte la sensación de falta de aire y hacer que tus síntomas de EPOC lleguen a ser peores. La falta de aire puede conducir a aún más ansiedad, a respirar más rápidamente, y al miedo. No puedes evitar la tensión; es parte de vida diaria. Sin embargo, utilizar maneras eficaces para manejar la tensión y aprender a relajarse puede ayudarte a prevenir la falta de aliento y a evitar el pánico.

Aquí hay algunas formas de manejar es estrés:

Aprende a cambiar patrones de pensamiento que producen tensión.

Lo que piensas, cómo piensas, qué esperas, y lo que te dices a tí mismo, a menudo determina cómo te siente y qué tan bien manejas los niveles crecientes de tensión.

Reduce las causas de la tensión.

Identifica las principales causas de estrés en tu vida: problemas monetarios, de relación de pareja, tristeza o pena, muchas fechas límite, horario ocupado, carencia de ayuda. Si no puedes resolver estas causas de tensión por tu cuenta, busca ayuda profesional. Intenta evitar las situaciones que crean tensión para tí. Practica tus habilidades para utilizar y manejar más eficientemente tu tiempo, tales como delegar cuando sea apropiado, fijar prioridades, determinar tu paso, y tomarte un tiempo para tí.

Practica ejercicios de la relajación.

Los ejercicios de relajación son simples de realizar y combinan la respiración profunda, liberar la tensión muscular y despejar la mente de pensamientos negativos. Si practicas estos ejercicios regularmente, puedes utilizarlos cuando sea necesario disminuir los efectos negativos del estrés. Diversos tipos de ejercicios de relajación incluyen la respiración diafragmática y la labial, imágenes, frases repetitivas (la repetición de una frase que accione una relajación física, por ejemplo "relajate y dejalo pasar,") y relajación progresiva de los músculos. Muchas cintas de audio y libros comerciales están disponibles para enseñar estos ejercicios.

Ejercicio

Es una manera excelente de eliminar los efectos acumulados de la tensión.

Duerme los suficiente.

Si no estás durmiendo bien, tendrás menos energía y pocos recursos para hacer frente a la tensión. El desarrollar buenos hábitos del sueño es muy importante. He aquí algunas recomendaciones:

  • No te vayas a la cama hasta que estés cansado.
  • Desarrolla rituales específicos para ir a la cama y apégate a ellos.
  • Si tienes problemas para dormir, no veas la TV, no leas, ni comas en la cama.
  • No hagas ejercicio ni realices actividades vigorosas momentos antes de ir a dormir.
  • Evita la cafeína.
  • No tomes siestas.
  • Acuéstate y levántate a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana.
Siga las pautas alimenticias recomendadas.

Los alimentos basura y los azúcares refinados de bajo valor alimenticio y alta carga de calorías te dejan la sensación de estar sin energía e inactivo. Limitar el consumo de azúcar, cafeína, y alcohol, puede promover salud y reducir el estrés.

Delega responsabilidades.

El exceso de tensión generalmente se debe a la sobrecarga de responsabilidades. Puedes liberar tiempo y disminuir la tensión a través de delegar responsabilidades. Toma una estrategia de equipo e implica a cada uno para compartir la carga. Intenta aplicar estas pautas en casa o modificarlas para que se ajusten a tu situación en el trabajo:

  • Haz una lista de los tipos de tareas implicadas en el trabajo.
  • Toma el tiempo para entrenar a alguien para hacer el trabajo o las tareas específicas.
  • Asigna la responsabilidad a una persona específica.
  • Rota las tareas desagradables.
  • Da instrucciones específicas, claras, con plazos.
  • Elogia a gente, comunícales que estás satisfecho por un trabajo bien hecho.
  • Permite que otros hagan su trabajo a su manera.
  • Abandona el ser perfeccionista.

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica. ©Copyright 1995-2009 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved. (8/15/2008...#s8702)


Cleveland Clinic Mobile Site